El cuadro del Gordo

Es un tesoro de la familia Ginarte y lo exhibieron en un homenaje al artista que lo pintó, Ricardo Micó. Conocé la historia de esta obra, un símbiolo de la amistad entre vecinos.

Ricardo Mico es un destacado pintor, escultor  y muralista que se vino a vivir hace varias décadas a Lomas. Un vecino muy querido y respetado en el barrio del Parque de Lomas, donde está su casa. Un barrio al que disfruta y al que le dedicó varias de sus obras.

Vive en la calle Los Palos Borrachos, en la esquina de la curiosa fuente hecha con piedras y un oso panda encima. Seguro que si pasaste con el auto para cruzar el puente del arroyo, alguna vez la viste y te llamó la atención. Los vecinos cuentan que era un “truco decorativo” que servía para controlar el funcionamiento de las bombas que se habían colocado para bajar el nivel de las napas. Idea del artista.

A media cuadra, sobre la misma calle, está la casa donde vivía Jorge Ginarte. Ni tenemos que presentarlo.

El artista y el Gordo eran vecinos y buenos amigos. Jorge murió en 2010. Cómo lo extrañamos. Bastaba conocerlo un poquito para entender que era más grande como tipo que como ídolo. Y ustedes saben que no es poco eso. A Micó acaban de hacerle un cariñoso homenaje en la sociedad de fomento Libertador General San Martín. Ahí estuvo él, con su familia y sus vecinos queridos, y se expusieron varias de sus obras. El Che, Cortázar, el tango. Y el barrio: sus pinturas sobre el puente de Molina Arrotea y la desaparecida posta que estaba en esa misma calle en la esquina con Frías, nos devuelven escenas alucinantes del lugar que conocemos tanto y alguna vez fue muy diferente.

Entre las obras en exhibición, estuvo “El cuadro del Gordo”, si nos permiten llamarlo así. Una pintura que muestra a nuestro ídolo con la milrayitas en una escena de un partido en la Bombonera, en los años dorados del mejor paso del equipo por la Primera División.

La obra es de la época de nuestra última hazaña, la que tuvo a Jorge como el DT del ascenso soñado después de 29 años. “Micó fue el primero que vino a saludarme cuando Jorge ascendió –cuenta Marta Kreilis, la mujer del Gordo-. Después le pidió a Jorge unas fotos para hacerle un cuadro. Se lo hizo y se lo regaló”.

Mariana Ginarte, hija de Jorge dice que para su papá fue un honor recibir el cuadro: “Micó es un artista histórico de Lomas de Zamora. Y se querían mucho.”

La familia de Jorge conserva la obra como un tesoro. Y lo es. Igual que la vida y obra del Gordo para Los Andes.

 

Miércoles 16 de Octubre de 2019 | Info Diaria


subir