Nació la “Casa Milrayitas”

Los Andes agrandó la familia. Se trata del nuevo hogar para casi una decena de jugadores de las inferiores, quienes ya habitan las flamantes instalaciones, y en donde el club lomense busca que estén "como en casa" aún cuando viven lejos de sus familias

La idea nació con la refundación que el presidente, Víctor Grosi, planteó desde el inicio de la gestión de la actual Comisión Directiva. Un sueño que hace siete meses atrás parecía difícil de lograr y que hoy, gracias a la decisión política, la inversión del club y el trabajo de las Subcomisión de Desarrollo Social, se plasmó.

Se trata de una casa que cuenta con todas las comodidades para que los jóvenes que están lejos de sus lugares de origen puedan descansar, alimentarse y pasar las horas libres, como parte de la formación que les brinda nuestra institución.

Con capacidad para nueve, hoy son siete los habitantes de la “Casa Milrayitas” que viven sin ningún costo de alojamiento, que están provistos de alimentos básicos para su alimentación, con los muebles necesarios para su comodidad y un sistema de seguridad a través de cámaras de filmación que los protegen durante las 24 horas. Y se confeccionó un reglamento con horarios y régimen de convivencia "para reforzar el sentido formativo de la convivencia", explicó el presidente Víctor Grosi.

“Nos encontramos con una situación absolutamente injusta para los jóvenes que sufrían del desarraigo de sus familias, que debían afrontar un costoso alquiler de ocho mil pesos por cada uno para vivir en un lugar en donde el hacinamiento era habitual y las condiciones de higiene eran inadmisibles. Desde ese momento trabajamos para que las cosas se pongan en su lugar”, afirmó Grosi.

El presidente, que visitó a los jóvenes en su nueva “casa” para darles la bienvenida,  aseguró que “el alquiler de este inmueble no significa un costo sino una inversión, no sólo en la formación de los jugadores sino especialmente en las prioridades que el club profesa y acciona”. “Somos parte de una familia y así nos debemos manejar. Cuidar hoy de nuestros jóvenes nos permite pensar a futuro”.

La “Casa Milrayitas” se hizo con mucho amor conjunto. Se pintó completa con el trabajo puesto por la organización social Barrios de Pie, que además de estar día a día en Villa Albertina, fueron hasta la nueva vivienda para dejarla “como nueva”. En los cuadros que adornan las paredes están los jugadores profesionales que surgieron de Villa Albertina. Y es sólo un comienzo.

La coordinación estuvo en manos de la Subcomisión de Desarrollo Social, y contó con la ayuda de la Subcomisión del Hincha, cuyos integrantes se cargaron al hombro todo lo necesario para amueblar el lugar. Allí también participó la Delegación Parque Barón de la Municipalidad de Lomas de Zamora que puso a disposición un camión para realizar la mudanza.

Para pensar en grande, empezamos por los chicos. Y para soñar, es importante descansar tranquilos. Un paso más.

Miércoles 26 de Febrero de 2020 | Fútbol Amateur

subir