Toquecitos cortos

A pesar de sufrir muchas bajas entre titulares, Los Andes cumplió su parte, pero no le alcanzó para coronarse. El estilo de juego, la fortaleza de local y la valla menos vencida, son parte de algunos valores para encarar el próximo semestre, dijo Salomón.

Por Pablo García

• Sin Dibu en el arco, Quintana festejó su primero de penal: Ayer, metido entre los centrales, Facu Quintana hizo valer su nueve en la espalda al hacerse cargo del disparo desde los doce pasos y ante la falta de Enzo López. “Veníamos practicando penales en la semana, con Enzo (López) y Juan (Rivas). Me tuve confianza en el partido y por eso me hice cargo. Tenía decidido patear con el pie abierto porque estaba convencido que el arquero se iba a cruzar”, comentó Quintana sobre como resolvió la acción, y así sumó su tercer tanto con la Milrayitas en 16 partidos. “Más allá de nuestra juventud, agarramos la idea rápido la idea del cuerpo técnico y en el marco de equipos rivales con jugadores más experimentados en la categoría. Esta vez no se nos dio el campeonato pero vamos hacer todo lo posible para ascender”, concluyó.

• Armar un rompecabezas: Sebastián Salomón tuvo el desafío de rearmar el equipo casi por completo, con modificaciones obligadas en la defensa, como Delfor Minervino y Leandro Lugarzo, a las que se le sumaron por lesión Marcelo Vaca, Juan Rivas y Enzo López. Así, con la obligación de llevarse los tres puntos para mantener la ilusión de coronarse ganados del Apertura, volvieron a estar entre los once Christian Cepeda, Ale García, Mati Vera, Agustín Battipiedi y el colombiano Duvan Rentería, quien por primera vez fue titular y fundamental para lanzar que terminó en penal. Además el banco de suplentes se completó con muchos pibes. “Se trabaja de igual a igual con todos futbolistas del plantel, quienes están a la altura del primer equipo, tanto los más grandes que no son titulares como los más jóvenes quienes trabajan desde hace cuatro meses con nosotros han copiado la idea”, dijo Salomón.

• Por novena vez, Brey terminó con su valla invicta: Además de ser el arquero con menos goles, Leandro Brey también alcanzó el hito de tener nueve veces el arco sin goles durante un partido en el torneo Apertura, alcanzando a Daniel Monllor. Claro está que el guardavallas de Sacachispas ayer sufrió tres goles y cosechó en total 13 goles en contra más que el pibe de 18 años que defiende la Milrayitas. Además, con solo siete tantos recibidos, Brey tiene menos del doble que cualquier equipo de la categoría (los más cercanos son Flandria y Defensores Unidos con 15 tantos en contra). En Tres de Febrero, el arquero tapó un par de pelotas importantes, se hizo fuerte en la altura para cortar centros y también recibió una buena ayuda de sus compañeros con cada cierre y del campo de juego, cuando en un remate del ex Los Andes, Damián Bogado, le picó mal antes de rematar.

• La galería de Diego: El estadio Ramón Martín Sebastián lució un gran homenaje a Diego Maradona con muchos trapos colgados con imágenes de uno de los máximos ídolos y exponentes de Argentina. Incluso hasta un mural del ex 10 de la selección. Cómo se extraña al futbolista más grande de todos los tiempos, para no olvidarlo jamás…

• Hubo hinchada sin público: Desde las paredes perimetrales o los techos desde las casas vecinas, los hinchas de Jota Jota estuvieron presentes y de a poco se fueron sumando más, colgando banderas y hasta incluso esbozando cánticos. El que más lo sufrió fue Brey, que en su juventud tuvo que soportar los primeros acosos de los simpatizantes rivales. Cada intervención llegaba con algún comentario de detrás del muro y recordaban una y otra vez que Colegiales ya estaba goleando al Lila…

• Aprendizaje para barajar y dar de nuevo: El proyecto de Sebastián Salomón y sus intérpretes luchó hasta el final del torneo, pero no pudo consagrarse campeón y tuvo que conformarse con el segundo puesto, aunque estuvo 40 minutos primero cuando igualaban el Tricolor y Sacachispas. “Si al principio de la temporada me decían que finalizaríamos segundos, con la manera en que jugamos y la imagen que dejamos, hubiese agarrado igual Los Andes. Este semestre te da una posibilidad de jugar una final aunque no asegura nada”, comentó Salomón, una vez terminado el Apertura 2021, y agregó: “Hicimos un curso acelerado de lo que pretendíamos en el campo de juego y ellos lo han tomado. Me siento orgullo por este plantel de chicos”. El entrenador comentó que este torneo sirvió como experiencia para golpes anímicos importantes. “En estos meses, el plantel encontró regularidad de resultados sin derrotas de local, tener la valla menos vencida y un estilo de juego. Otro valor es que se han promocionado muchos juveniles del club. Esto los llenará de confianza para el campeonato que viene”, concluyó el DT del Milrayitas.

Sábado 10 de Julio de 2021 | Fútbol Profesional


subir