Toquecitos cortos

Para salir del fondo de la tabla general, Lomas tuvo un gran desahogo al volver a festejar un gol de penal, el primero de Naza Pompei con la Milrayitas y el premio para el Pollo Arbello. Nueve de 9 unidades en los últimos tres partidos en casa.

Por Pablo García

• Alegrón de Naza: Finalmente, Nazareno Pompei se sacó la mufa y la bronca al convertir su primer tanto con la Milrayitas, cuando la visita apretaba el acelerador y tenía sus primeras aproximaciones al arco del Chino Romero. Tras la asistencia de Dieguito Barros, el delantero le ganó al bajarla a Duré (luego chocó con su compañero Mantovani) y, solo ante Figueroa, la acomodó a un palo. “Estoy muy contento por el gol porque era algo que venía esperando hace mucho tiempo. Esto es un alivio muy grande y más que sirvió para sumar de a tres puntos en este momento tan delicado”, dijo Pompei, quien postergó su festejo de gol propio con la Milrayitas hasta su partido número 20, después de tener algunas ocasiones claras en este torneo que no pudo concretar. Aunque ya venía de convertir 5 goles en Merlo en 24 encuentros. “Muy contento por la victoria que era algo que estábamos buscando. Teníamos que buscar sumar de a tres puntos y se notó. Prácticamente fuimos superiores todo el partido y sin pasar sobresaltos”, argumentó el delantero sobre el resultado final. Una desquite y alegría inconmensurable para Naza.

• Volvieron los goles de penal: Un gol tempranero para manejar tranquilo el partido y quien sino el goleador Jonatan Morán. Pero esta vez el primero desde los doce pasos, gracias a sorprender a la defensa, tras un pelotazo del Pola Lugarzo, y que le cometiera infracción el arquero al superarlo. Esta vez, a diferencia del remate ante la UAI Urquiza en que apuntó al medio, el Chengue se olvidó de sus nanas y la mandó a guardar con un excelente remate cruzado para ahora acumular 13 tantos con la Milrayitas. Tras los penales errados esta temporada, del ya comentado por Morán y el otro por Lugarzo, el último festejo desde los doce pasos fue de Facu Quintana, en la última fecha del Apertura 2021 ante JJ Urquiza (una año y dos meses) y en Lomas lo hizo Enzo López ante Cañuelas.

• El Chengue estuvo a pesar de su lesión: En cuanto a la no presencia del Chengue en la lista de concentrados, el Búfalo Szeszurak afirmó que “lo de Morán no era verso”. “Se infiltró tres veces y aguantó lo que pudo, que lo hizo muy bien. Al Chengue lo banqué porque venía mojando y hay que aprovechar la racha. Yo fui nueve y algo entiendo. Me gustó que él quiera estar a todo trapo. A última hora me llamó para estar presente en el partido. Y, es el Chengue…”, agregó el entrenador de Los Andes. ¿Y cómo no vas a querer que esté presente el 9 Milrayitas, a pesar de su lesión? Con incluso el tanto de penal, tuvo un lapso de siete remates al arco de manera oficial de los cuales seis se metieron en el arco: El tanto ante Cañuelas; tres anulados en Agronomía; la igualdad ante Comunicaciones; el cabezazo previo al penal a las manos del portero de Ituzaingó y el disparo desde los doce pasos. Siempre, el Chengue…

• Premio a alguien que se transforma en baluarte: Iván Arbello fue uno de los destacados por su banda izquierda, tanto para hacer daño por su sector como para presionar y ayudar a la recuperación de la pelota. Tras una recuperación de Espeche, el Pollo corrió unos metros y antes de entrar al área remató a colocar al palo para sellar el marcador. El tercero del delantero en tan solo 12 encuentros defendiendo la Milrayityas. “A Arbello lo había visto en Excursionistas y estaba muy bajo cuando llegamos. Hoy mejoró en todos los sectores y quizás tenga que ver su confianza. Nuestro único mérito fue acomodar un poquito lo que había”, dijo el entrenador Milrayitas.

• Remontada a fuerza de triunfos en casa: En una mala campaña, Los Andes comienza a cosechar los primeros signos positivos a casi finalizar la temporada: tercer triunfo consecutivo en Lomas, que no lo lograba desde agosto del pasado año (le había ganado a Colegiales, Defensores Unidos y Armenio). Además en esta racha en el estadio Eduardo Gallardón cosechó nueve (9) goles (4 a Argentino de Quilmes, 2 a Cañuelas y 3 a Ituzaingó), un tercio del total de tantos que hizo durante la temporada: 27 goles. Y, jugando a la “media inglesa” en las últimas fechas, pudo sacarse el lastre después de 10 jornadas para salir del último puesto en la tabla general. “Si bien ganamos tres sin nuestro público, por supuesto queremos igual que los hinchas vuelvan al Gallardón. Tuve un sueño de jugar con toda esa gente acá, y lo hice poquito. Siempre tuve ese sueño de ver la cancha explotada y espero que se haga realidad”, dijo Szeszurak, sobre el próximo encuentro de local ante San Miguel.

• Se le fue la pata: El clima en cancha venía agitado y Fernando Gutierrez, ex Milrayitas, se excedió con una faltan en mitad de cancha. El Guti le hizo una plancha a Cristian Canan que se quedó por largo tiempo en el piso. Y no era para menos, ya que el árbitro luego de ver las consecuencias o por la excesiva protesta del volante del León, recibió la roja. “El partido se abrió con la expulsión, pero el Pupi terminó con la rodilla con tres taponazos y una patada muy dura. Por suerte, Canan pudo seguir jugando y fue uno de los mejores partidos que lo dirigí”, comentó el entrenador de Los Andes. De todos modos, al volante se le realizarán estudios para conocer si sufrió alguna lesión.

• Pudo romper la mala racha ante Ituzaingó: Por fin, Los Andes pudo vencer al equipo del oeste en un historial recién el séptimo partido y por primera vez cosechó unidades en Lomas, ya que en las dos previas fue derrotado. Aunque se conserva la falta de fair play: con la expulsión de Gutiérrez, ya hubo seis rojas en siete cruces. Ahora le quedan pendientes otros cuatro equipos a los que nunca pudo derrotar, todos del interior o indirectamente afiliados (Guillermo Brown, Chaco For Ever, Huracán de Tres Arroyos y Gimnasia y Esgrima de Mendoza).

Martes 13 de Septiembre de 2022 | Fútbol Profesional


subir