Toquecitos cortos

Vuelta al triunfo de visitante y por goleada. Los Andes queda a un suspiro de evitar el descenso, cuando hace ocho fechas estaba a 5 unidades del anteúltimo. Por eso, los futbolistas de Los Andes llenaron el vestuario de alegría, sonrisas y festejos…

Por Pablo García

• Un gol tranquilizador: Cuando pasaba poco en el partido, con más intensidad que juego, Los Andes sacó su primer as de la manga. Celeste se hizo cargo del tiro libre que fue a la boca del arco y Nicolás Digiano desvió la trayectoria para abrir el marcador. El primero del defensor con la Milrayitas en sus 16 partidos. El defensor lateral devenido en lateral zurdo tuvo una actuación, pero desgraciadamente fue protagonista de la mano en plena área que determinó el penal para Fénix, cuando Los Andes estaba tres goles arriba. Por suerte el disparo desde los doce pasos se fue desviado.

• Las alegrías llegan desde el banco: Cuando Fénix comenzaba a dominar la posesión de la pelota, Guillermo Szeszurak metió mano en el equipo con excelentes resultados, ya que los que entraron pudieron liquidar el partido. Y a poco de entrar, Gastón Ada se sacó la mufa de un año lleno de inconvenientes, con su debut en la red con la casaca Milrayitas. “Una sensación linda, en un año complicado. Aunque faltan un par de fechas, el triunfo de hoy fue un alivio. Estoy muy contento por marcar después de este tiempo en el club y todo lo sucedido con mis lesiones. Feliz por el grupo, que sigue sumando”, dijo el delantero tras el partido y su gol, producto de un centro de Corcho Caruso, que Ovejero pifió al despejar. En cuanto a su ingreso, comentó que el entrenador le señaló que “había que parar el medio y salir de contragolpe”. “Por suerte en pocos minutos conseguimos el segundo gol y pudimos manejar el partido”, dijo Ada. “Vamos a salir a jugar de la misma manera contra San Miguel y Armenio. Ahora solo falta esperar otros resultados para ver qué depare nuestro destino”, completó el delantero ilusionado por sacarse de encima la mochila por mantener la categoría y abrir esa pequeña luz de esperanza por ingresar al Reducido.
Y dos minutos después, el mismísimo Gastón Ada tiro una pelota en profundidad para Nazareno Pompei, pero hizo carambola en los dos defensores del Cuervo: rebotó en la espalda de Pacheco y, al pasarse de largo, Gigli metió el mano cuando la pelota le iba a quedar al delantero. Penal que Naza lo cambió por gol, en una cancha que conoce muy bien y lo festejó a lo Cristiano Ronaldo. “Es un momento en que los futbolistas están muy parejos y puede jugar cualquiera, ya que quienes no eran titulares comenzaron a ponerse bien. Y al contar con 22 futbolistas es muy distinto, ya que es difícil ganar con el once inicial por 3 a 0. Estoy muy feliz por ellos, del primero al último”, sentenció el Búfalo.

• El Chino también se lució: Si bien no tuvo mucha labor previa hasta incluso cuando su equipo había marcado ya los tres tanto, Leonardo Romero tuvo intervenciones fundamentales para sostener el cero en su valla. Como también lo hizo la pasada semana, el Chino le ahogó el grito de gol a Franco García, al sacarle de la boca del arco un gol cantado tras un cabezazo a quemarropa. Pero no fue todo: también voló como Superman para desviar un pelotazo de Barros Schellotto que se colgaba en el ángulo. En cuanto al penal, se la jugó hacia su izquierda, pero el remate Nicolás Martínez se fue por arriba del travesaño. Los penales más cercanos desperdiciado por un rival de Los Andes, fueron en definición desde los doce pasos fueron atajados por Leandro Brey a Nicolás Ferreyra (Colegiales) y Andrés Zanini (Acassuso), pero durante los 90’, el pibe formado en Villa Albertina hizo lo mismo ante Santiago Prim (UAI Urquiza).

• Perdidos en Merlo: El plantel de Los Andes llegó un poco tarde al estadio, pero a tiempo. ¿Qué ocurrió? El chofer confundió al patrullero escolta y siguió a ese otro auto de policía que se detuvo frente a una casa, unas cuadras más adelante. Sin embargo, no hubo problemas para llegar finalmente a destino…

• Volvió a la alegría de visitante en el mismo lugar: Los Andes rompió la racha sin victorias fuera de casa pasado un año de vez más cercana (5 de septiembre de 2021), que fue justamente contra el dueño de casa por 5 a 2. Recién en la anteúltima jornada antes de finalizar la temporada y por fin enhorabuena: 17 jornadas en medio sin alegrías (incluyendo partido de 2021) y donde solo acumuló ocho unidades. La racha negativa más cercana en condición de visitante se rompió en 2019: 13 partidos, en lo que hubo 7 derrotas y también casi cumpliendo un año. Por eso, el estadio José Manuel Moreno nuevamente fue testigo de una alegría Milrayitas, que en sus últimos cuatro encuentros disputados allí cosechó dos triunfos y dos igualdades.

• Sacarse el lastre: De a poco el Milrayitas fue tomando forma desde la llegada del Búfalo Szeszurak y cambió de ser un equipo que “empatador serial” (el que más lo hizo en esta temporada en Primera B: 15 veces) a ser un conjunto ganador. Y si bien matemáticamente no está salvado definitivamente, ya sabe que como máximo tendrá que jugar un repechaje, siempre y cuando JJ de Urquiza gane sus dos partidos pendientes y Lomas no sume ningún punto. En los últimos 30 puntos en juego, Los Andes pasó a estar último a cinco unidades en la tabla general del anteúltimo a tener un presente totalmente diferente ¿Qué ocurrió? El Milratiyas cosechó 16/30 unidades cuando, de los otros puestos más postergados en la tabla general obtuvieron: Dock Sud con 14, Dep. Merlo con 13, San Miguel con 12, UAI Urquiza con 11, Argentino de Quilmes con 10 y JJ Urquiza con 6. Está claro que luego del primer triunfo del Clausura tuvo un sprint final fantástico: se quedó con 13 de los últimos 18 puntos en juego.

Martes 20 de Septiembre de 2022 | Fútbol Profesional


subir