El Partido

Cómo olvidarlo. Repasamos el triunfo por 2-0 del torneo 1960. Sí, una temporada después se haría el sueño realidad: jugar en la máxima división del fútbol argentino. Qué privilegio...

Por Pablo García

Tras ganarle a Talleres por 2-1, con goles de Migone y Baiocco, Los Andes se consagró campeón de la Primera B en Remedios de Escalada por el torneo de 1960. El sueño era realidad: 43 años habían pasado para que el Milrayitas pise por primera vez la máxima categoría de AFA. Pero aún faltaba disputarse tres partidos más de la temporada, lo que mostraba la significativa diferencia a favor del campeón respecto de sus seguidores. Por eso, por la coronación y el ascenso, el Milrayitas realizó todos lo preparativos de la gran celebración con su gente cuando recibió la fecha siguiente a Sarmiento.
Primeramente, aquella tarde dieron la clásica vuelta olímpica en su campo ante su público y los crack que llevaron a Los Andes a la 2ª División en 1938. Luego se izó la bandera a cargo del entonces gobernador de Buenos Aires, Oscar Alende; suelta de palomas y demostraciones gimnásticas. León Goldbaum tuvo más motivos para festejar: fue condecorado con una medalla de oro por cumplir 100 partidos consecutivos defendiendo el arco Milrayitas. Los fuegos artificiales cerraron el júbilo para pasar al partido.
Con la cancha llena del fervoroso público local y la emoción a flor de piel, los jugadores de Los Andes disputaron el partido frente a Sarmiento. El campeón parecía un equipo desconocido en el comienzo del encuentro. Los juninenses estaban mejor armados, mostrando mejor fútbol y haciendo figura al galardonado Goldbaum. Recién sobre el final del primer periodo, el Milrayitas pareció despertar y dejar los festejos a un lado cuando comenzó a complicar a la defensa visitante.
En el complemento, los campeones salieron con ímpetu a desequilibrar el marcador y lo consiguieron en pocos minutos a través de Reynoso. ¡Gol! Esto tranquilizó al Milrayitas, que no quería ver empañada su fiesta y empezó a manejar la pelota pero con menos profundidad. Hasta que, en una notable maniobra, Reynoso definió el partido cuando superó a Piola, estirando la ventaja a dos goles. Delirio en Lomas y fiesta completa. El público no aguantó y se produjo una irrefrenable invasión de campo, que obligó al juez suspender el partido. Todos querían agradecerles a los jugadores el campeonato y codearse la temporada siguiente por primera vez con los equipos grandes en la Primera División.
Aquella tarde Los Andes formó con León Goldbaum; Juan Alonso, Héctor Abril; Giaimo, Rodolfo Romero, Osvaldo Diez; Miguel Ángel Baiocco, Dardo Migone, Héctor Pedutto, Ángel Reynoso y Norberto Figueroa. Mientras, Sarmiento alineó a Roberto Piola; Herbert Pérez, Héctor Medina; Enrique Pallarés, Hugo Spadaro, Ludovico Frágola; Manuel Oyarzábal, Horacio Barrionuevo, Alberto González, Ricardo Ulrich y Ernesto Pelli.

Lunes 16 de Noviembre de 2009 | Fútbol Profesional

subir