LOS ANDES 1

Así es, cosa de no creer. Los Andes empató nuevamente, esta vez de local. Inmerecida igualdad: el Milrayitas salió como pudo a ganar desde el primer minuto, pero perdió otra chance de levantar su nivel.

Por Paul Bordis

Era el partido perfecto. Los Andes recibía en su casa a un Almagro que arrastraba dos derrotas consecutivas. Ideal para remontar en la tabla, reconciliarse con la gente y la victoria. Fundamental para dejar los malos resultados atrás. Pero no. Como viene repitiendo desde hace cinco fechas, el Milrayitas sigue sin conocer el triunfo y no puede imponerse en el juego, mucho menos en el resultado. Las variantes no alcanzan para superar el mal momento y los encuentros pasan, dejando puntos valiosos en el camino que lo alejan de los puestos de vanguardia.
 
Con un 4-3-1-2, Oscar Blanco quiso darle juego al equipo local, poniendo por primera vez a Juan Manuel Lovato, en la defensa, en lugar de Marcos Ramírez y a Diego Churín en la delantera, reemplazando a Pablo Solchaga. Desde el arranque, Los Andes tomó la iniciativa y al segundo minuto del partido inquietó al arco rival con un cabezazo apenas desviado de Diego Churín, luego de conectar un centro de Tridente. El Milrayitas había arrancado mejor y quería llevarse los tres puntos. Combatió cada pelota en el medio y presionó ante la salida rival. Intentó abrir el marcador a través de remates desde afuera del área, pero no complicaron mucho al arquero de la visita. A los 17 de la primera etapa, luego de una gran jugada colectiva y el error de un defensor Tricolor, el Pitu Gómez tuvo el gol de Los Andes en sus pies, pero definió suave a un palo y por centímetros no pudo gritar gol. Jugada clarísima y el Rojo era más que Almagro. Pero solo un minuto después, Claudio Alarcón tomó la pelota en mitad de cancha, habilitó a un Juan Pablo Gómez que sorprendió mal parada a la defensa Milrayitas y marcó el 1-0. El de José Ingenieros, en su primer incursión al ataque, ya estaba en ventaja. De no creer. Los Andes salió en busca del empate inmediatamente. Churín, de muy buena labor a lo largo de todo el partido, tuvo el 1-1, pero un defensor rival no se lo permitió. Lo tuvo Grgona de cabeza, después de un corner. El local iba y no podía, para colmo, Almagro casi aumenta el marcador en su segunda jugada de ataque, luego de un fuertísimo remate que Gómez estrelló en el palo. Se terminaba el primer tiempo y Los Andes, sin merecerlo, se iba abajo en el resultado.
 
El local saltó al segundo tiempo con dos cambios: entró Legui por Alarcón y Ramírez por Lovato. De esta forma, Darío Ruiz se adelantó en la cancha, intentando dar más juego y salida al equipo. La primera situación, otra vez fue para Los Andes: cabezazo de Leguizamón que se fue por arriba. Al minuto, Vissio mandó un centro y Tridente de cabeza, casi empata. No quería entrar. La ansiedad y el descontento aumentaban en el público presente. Tridente nuevamente se perdió un gol de cabeza, solo frente al arco. Promediando los 20’, Cachín Blanco volvió a meter mano en el equipo de nuevo; puso al paraguayo Villalba Fretes en lugar de Darío Ruiz. No sólo el empate le era esquivo a Los Andes,  sino que a los 25’, Friedrich iba a ser expulsado por juego brusco. El ambiente no era el propicio, con uno menos y con un gol abajo, estalló en la tribuna local la desaprobación al equipo y comenzaron una serie de incidentes que pararon el partido por ocho minutos.
 
Reanudado el juego, a Los Andes no le quedaba otra que empatarlo lo antes posible y aspirar a un gol que le diese la ventaja. ¿Y Almagro? Tenía muy poco la pelota y no creaba situaciones de peligro, sólo cortaba avances locales. A los 37’ un centro llovido al área de Almagro que bajó Churín, le dejó la pelota muerta al Pato Grgona para que marcase el empate. La trayectoria de la pelota hacia la red se hizo eterna... Al fin, gol de Los Andes y más que merecido empate. Parecía que el gol iba a agrandar a los jugadores Milrayitas, pero eso no ocurrió. A Los Andes le faltó inteligencia para poder atacar, Almagro resistió y el partido se fue entre pelotazos e infracciones. El tiempo adicionado pasó y el CALA sólo pudo rescatar un pobre punto de local, que no suma para nada en este presente y deja muchas más dudas que certezas.
 
 
SÍNTESIS
 
Los Andes (1):
Walter Cáceres; Darío Ruiz (67’ Pablo Villalba Fretes), Patricio Grgona, Julián Bogao, Juan Manuel Lovato (45’ Marcos Ramírez); José Luis Gómez, Fernando Alarcón (45’ Claudio Leguizamón), Alejandro Friedrich; Roberto Vissio; Jonatan Tridente y Diego Churín. Suplentes: Ariel Barros, Nicolás Martínez, Federico Arias y Jaime Molfeso. DT: Oscar Blanco.
 
Almagro (1): Ezequiel Bucciarelli; Gerardo Maidana, Juan Cruz Talín, Matías Palavecino; Marcelo Burzac, Hernán Pérez, Agustín Farías, Jesús Sinisterra; Diego Figueroa (67’ Martín Madrid); Juan Pablo Gómez (88’ Richard Murillo)y Claudio Acosta (81’ Emiliano Bonfigli). Suplentes: Matías Coloca, Esteban Giambuzi, Adrián Iglesias y Humberto Vega. DT: Mario Rizzi.
 
 
Goles: 17’ Juan Pablo Gómez (A),  82’ Patricio Grgona (LA).
 
Amonestados: 36’ Darío Ruiz (LA), 39’ Juan Pablo Gómez (A), 73’ Agustín Farías (A), 86’ Julián Bogao (LA), 89’ Pablo Villalba Fretes (LA).
 
Expulsado: 70’ Alejandro Friedrich (LA).
 
Incidencias: El encuentro estuvo suspendido a razón de 8 minutos por desmanes en la parcialidad local.

Árbitro: Ariel Suárez.

Asistentes: Marcos Zanella y Martín Alonso.
 
Cancha: Eduardo Gallardón.

 

Sábado 4 de Septiembre de 2010 | Fútbol Profesional


subir