NUEVA CHICAGO 1

Se quedó con las manos vacías. El Milrayitas jugó un buen partido en Mataderos, pero cometió una desatención sobre el final y volvió a perder. Ahora son 18 los encuentros sin victorias. No tiene fin...

Por Pablo García

A pesar de haber tenido las situaciones más claras e intentado llegar al arco rival con pelota dominada, el Milrayitas cayó ante el Torito en los minutos finales, cuando parecía que iban a finalizar en pardas. Bronca e impotencia en las caras de los jugadores del CALA que no pueden revertir esta pésima situación ni con el buen juego que intentó durante todo el encuentro.

Dos tácticas diferentes: Finarolli paró a Chicago con un clásico 4-3-1-2, mientras el Negro Rodríguez jugó solo en ataque con Tridente, suelto Legui, y García y Ruiz por las puntas. La primera etapa fue totalmente aburrida por las imprecisiones, falta de jugadas de gol y los cortes sistemáticos del juego con infracciones.

En el comienzo del partido dominó el local, pero sin claridad e intentó, la mayoría del partido, meterse por el medio de la defensa rival en un embudo de piernas que lo hacían imposible. Los Andes permanecía agazapado y buscaba continuamente al Colo Tridente, que con su velocidad les trajo grandes dolores de cabeza a Precone y Coronel. El primero que mostró sus colmillos para el ataque fue Chicago cuando Cogrossi remató en diagonal y la pelota pegó en la parte externa de la red. Refugiado, el Milrayitas llegaba al área contraria por medio de la circulación de la pelota, aunque Tridente cayó varias veces en posición adelantada. La primera oportunidad de la visita fue del mismo Colorado, quien no pudo conectar una media vuelta en el área chica, luego de que Legui se la bajara de cabeza.

El juego era chato, metieron más que jugaron y se regalaron varias veces la pelota por las continuas imprecisiones. Promediando la media hora de juego le quedó picando en plena área al Gordo Ferrer y ¿La ley del ex? No, por suerte no se pudo acomodar a tiempo y Corulo tapó el remate cuando el delantero de los de Mataderos había logrado hacer pie. En un mal juego, todo se fue diluyendo hasta llegar el pitazo para ir a los vestuarios. Así Cubito Cáceres y Agustín Gómez se sacaban el aburrimiento.

Los Andes comenzó con todo el período final: Tridente y Ruiz estuvieron cerca de abrir el marcador, pero Agustín Gómez lo evitó. Luego llegó el turno del Poeta García, tras una gran jugada entre Legui y Ruiz, ante el asombro y susto de los hinchas locales ¿Esto fue todo? No, el desconcierto de Chicago era total. Jugada preparada y el Pitu Gómez no pudo conectar bien de media vuelta. Después, un centro que cayó al corazón del área y Corulo apenas pudo rozar cuando estaba frente al arco. Y Ruiz también lo tuvo: sacó un fuerte remate desde afuera que peinó el ángulo.

Todo era del Rojo: pelota, juego y situaciones. El despliegue del visitante era extraordinario, pero el gol no llegaba. Desde la tribuna comenzaron con un tibio aliento para levantar al equipo. El ingreso de Luna no pudo imprimirle más juego a su equipo, que iba más por fuerza que por fútbol al arco rival. Comenzó a acercase el local con Ferrer, quien extrañamente usaba la casaca 8. Domenez ganó en el medio y encaró desde casi la media cancha hacia el arco. Cuando estaba por definir ante Cubito llegó la pierna salvadora del pibe Ham (realizó un gran partido) para enviarla al corner. En ese momento se hizo un partido de ida y vuelta: la más clara de Los Andes fue un cabezazo en el área chica del Pato Grgona que el arquero logró desviar o la media vuelta del Colo, que estaba solo como loco malo, que quedó en manos del arquero Gómez, cuando todos creían que estaba adelantado. Las respuestas fueron los desesperados disparos de Carboni y Scifo desde lejos.

Sin embargo, un contragolpe encontró a toda la defensa de Los Andes mal parada y el pelotazo partió para Leo Ramos, que había ingresado hacía 5 minutos. Aprovechó como nunca su oportunidad, corrió hasta el área, eludió a Cubito y selló el resultado. Aunque en los últimos minutos se había vuelto más equilibrado el encuentro, Los Andes pagó con el error final. Sí, otro más. Que la semana que viene venga el Cartero y nos traiga buenas noticias…


SINTESIS

Nueva Chicago (1): Agustín Gómez; Adrián Scifo, Luciano Precone, Ariel Coronel, Darío Arias; Leandro Cogrossi (75´ Matías Escudero), Roberto Bochi (45´, Damián Luna), Alejandro Domenez; Rodrigo Pepe; Rubén Ferrer (81´, Leonardo Ramos) y Leonardo Carboni. Suplentes: Arturo Monllor, Marcelo Barreña, Guido Gardeano y David Rodríguez. DT: Mario Finarolli.

Los Andes (0): Walter Cáceres; Maximiliano Barreiro, Leandro Corulo, Patricio Grgona, Emir Ham; Darío Ruiz (76´, Leonardo Fino), Alejandro Friedrich (82´, Ignacio Ruano), José Luis Gómez, Federico García (79´, Alexis Mendoza); Claudio Leguizamón y Jonatan Tridente. Suplentes: Luciano Díaz, Nicolás Martínez, Julián Bogao y Nicolás Borlenghi. DT: Ricardo Rodríguez.


Gol: 87´ Leonardo Ramos (NC).

Amonestados: 14´ Bochi (NC), 18´ Barreiro (LA),  30´ Domenez (NC) y 35´ Friedrich (LA); 58` Cogrossi (NC), 77´ Leguizamón (LA) y 88´ Ham (LA).

Arbitro: Héctor Paletta.

Asistentes: Maximiliano del Yesso y Leandro Lorenzo.

Estadio: Nueva Chicago.

Martes 23 de Noviembre de 2010 | Fútbol Profesional


subir