Luz de esperanza

Timpani y Balsano son las dos nuevas cabezas de grupo en este dificil momento que le toca vivir a Los Andes. "Nos vamos a desvivir para que esto tenga un final feliz", resumen. Esta es la entrevista con el Sitio Oficial...

Por Leandro Saltamerenda


¿Cómo están afrontando esta situación tan difícil y limite a la vez que atraviesa el club?
Damián Timpani:
En primer lugar, con muchísima confianza. La confianza que nos dieron los dirigentes con el total apoyo. Y la confianza que nos dio el grupo desde el respeto y la obligación al trabajo. Ahora solo resta mentalizarse en estos 15 días y trabajando en donde nosotros creemos que debemos mejorar para el bien del equipo.
Claudio Balsano: Con mucha responsabilidad ante todo. Confiados en la calidad de jugadores que tenemos y haciendo todo lo posible para que Los Andes pueda salir de esta situación tan fea en la que está.

Este es un equipo golpeado y que llegó a esta instancia tras un año muy malo, ¿cómo se trabaja con la moral de los jugadores?
DT:
Y es uno de los temas principales que estamos tocando con Claudio. Pero acá todos sabemos que nada es casualidad en la vida. Por eso hoy nos toca agachar la cabeza y trabajar, trabajar y trabajar. En este momento estamos superconfiados con esta posibilidad que tenemos y sabemos que la vamos a aprovechar.

A veces es difícil explicarlo, pero ustedes que están con el plantel desde hace bastante, ¿por qué creen que se llegó a este punto?
CB:
No sé si es tan difícil de explicar. En la actualidad, el fútbol es una cuestión anímica y los jugadores pueden pasar por buenos o malos momentos. Y lógicamente que ante situaciones adversas, la personalidad de los jugadores tiene que salir a flote. Nosotros lo que hemos hecho con Damián en estos dos días fue inculcarle la capacidad que vemos en ellos y que traten de recuperar la confianza en ellos mismos. Tienen todas las condiciones técnicas y físicas para afrontar esto con hidalguía y jerarquía.

¿Se puede revertir con tantas derrotas a cuestas?
CB:
Particularmente lo venimos hablando desde hace mucho tiempo. Compartimos la pretemporada, las concentraciones, el día a día.  Sabíamos que Los Andes venía de un golpe muy duro en los seis meses anteriores, pero el material está. Y el ejemplo más claro es el partido con Tristán Suárez. Salimos a jugar con ocho jugadores que no venían siendo titulares y con Damián estábamos confiados de que se podía sacar adelante. Y fue uno de los mejores rendimientos del año. Nosotros estamos convencidos de que en el plantel hay casi dos futbolistas por puesto de la misma similitud y que pueden ser titulares en cualquier otro club de la Primera B Metropolitana.

Se va a jugar con un equipo que no tiene nada por perder y que llega bien anímicamente, ¿cómo se prepara esta final?
DT:
Primero, si hay algo que tenemos en claro es que no existe el rival fácil. El que subestima es mal asunto… Y van a ser dos partidos dificilísimos, pero estos 15 días nos vendrán bárbaro para empezar a tirar nuestra idea de juego. Trataremos de estar parados 20 metros más adelante, tener otra actitud, defendernos más con la pelota, no quedar tan expuestos atrás…
CB: Es como dice Damián. El equipo que pase va por toda la gloria y sin nada que perder. Y acá el jugador que tiene que concientizarse es el de Los Andes. Si bien en el fútbol las diferencias entre las categorías son mínimas, el futbolista de Primera B Metropolitana cuenta con un potencial mayor y hay que hacerlo valer. Por eso apuntamos a las condiciones técnicas e individuales de cada uno.

¿Da lo mismo jugar con Argentinos de Merlo o Central Córdoba?
DT:
Para mí no es la prioridad. La prioridad es volver a acomodar el equipo y convencer al futbolista de que tenemos las herramientas necesarias para hacer de estos dos partidos el resultado que buscamos.
CB: Tampoco creo que vaya a incidir mucho. Esas cosas que dicen que Rosario es una localia negativa para Los Andes no vale la pena tenerlas en cuenta. Creo que hay que dejarlo totalmente de lado. Nos pasó hace  siete partidos cuando fuimos a Flandria y todos decían que hacía 35 años que no ganábamos en Jáuregui y bueno, al final nos trajimos un triunfo. Entonces, todos esos antecedentes a la hora de empezar un partido hay que olvidarlos porque son años y planteles distintos. Y Los Andes va a ir a jugar con la misma firmeza tanto a Merlo o a Rosario.

¿Difícil manejar las ansiedades con tantos días por delante?
CB:
Quizás es largo si venís en una situación normal. En cambio, para nosotros, el hecho de empezar casi de 0 nos viene muy bien. Tenemos que ser prácticos, efectivos y tratar de salir a flote como sea. 

Los dos tienen un aprecio especial por Los Andes. Vos Damián por haber vestido la camiseta y ascendido en la Temporada 94` y vos Claudio por ser un hincha fanático, ¿qué se le puede decir a la gente?
DT:
Qué confíen en nosotros y tengan fe porque nos vamos a desvivir para que esto tenga un final feliz. Y comprendemos y entendemos cómo deben estar, pero hay que estar confiados en los pasos a seguir.
CB: Al público solo resta decirle gracias por el apoyo que nos dieron. Porque siempre estuvieron al lado del equipo, ya sea cuando iba último, perdiendo, en levantada o con cualquier resultado. Y hoy pedirle una dosis más de paciencia sonaría desmedido, pero verdaderamente es lo que necesita el equipo. Qué estemos todos juntos. Los jugadores, los dirigentes, el cuerpo técnico y de por sí el hincha, que siempre está y sabemos que nos va a dar aliento hasta el final.

Martes 7 de Junio de 2011 | Fútbol Profesional


subir