LOS ANDES 2

Historia repetida. El Rojo estaba para golear, pero se quedó en el segundo tiempo y los de Turdera lo empataron en el adicionado tras ir perdiendo 2-0. De la algarabía a la bronca... Los goles, Castano y Romero.

Por Leandro Saltamerenda

Se escapó. Se fue sin querer. Los Andes volvió a dejar dos puntos en el camino. Al igual que en el partido ante Chicago, el Milrayitas ganaba tranquilo 2-0, pero los de Turdera consiguieron la igualdad en tiempo de descuento y todo fue desazón. Cuánta bronca. Cuánto festejo contenido. Y justo ellos terminaron celebrando en Lomas…Pero ya está, se deberá aprender de los errores. Para la próxima habrá que pararse unos metros más adelante o definir el pleito antes. Avivar rivales no es bueno. Sobre todo cuando conocemos la medicina...  Otra vez no alcanzó con los goles de Maxi Castano y Leo Romero. La reminiscencia elevada a la máxima expresión…

Seguramente fue un primer tiempo para guardar en el recuerdo. Para lo que es la categoría y lo que representaba el partido en sí, Los Andes casi que rozó excelencia. Juego colectivo, compañerismo y jugadores en un nivel muy alto. Metió cuando debió meter, y jugó cuando debió jugar. Defensa sólida, laterales con proyección, dos volantes internos como Frances y Ojeda apretando bien sobre la salida Celeste, Asencio desplegando su jerarquía por la cancha, Castano en su mejor partido en Lomas y Leo Romero ganando todo de arriba. No es exagerado. Al finalizar la etapa inicial, el Milrayitas estaba para golear y el Gasolero como para recibir una paliza.

El cabezazo goleador de Castano a los 12 minutos cambió el desarrollo del partido y apareció el verdadero Los Andes que quieren sus hinchas. Protagonista. Ambicioso. Con buena circulación de pelota. Qué peleaba todas las pelotas como si fuesen la última. Y de yapa, cerca de la media hora, Asencio armó un jugadón (quebró la cintura varias veces para dejar en el camino a cuatro rivales) y el siempre presente Leo Romero puso el pie para tocar a la red. Abrazó de todo Lomas. Fiesta doble en la tribuna. Si en la previa era una caldera, imagínate con el 2-0...

Seguramente fue un segundo tiempo para borrar de la memoria. El temprano descuento de Patricio González vía pelota parada provocó el cambio de roles. Los de Cascini perdieron por completo el dominio de la pelota y Temperley, a base de centros y vergüenza, lo fue llevando a jugar cerca de su área. A los 15, Keosseían tuvo el empate en sus pies, pero se topó con Scapparoni. Y entre modificaciones (tanto Castano como Asencio debieron salir por diferentes molestias físicas) y contragolpes desperdiciados por el local, el ego Gasolero fue in crescendo hasta que en el tercer minuto de descuento, el ingresado Cerica encontró un rebote y selló el resultado 2-2. Nada es casualidad. Otro gol por la vía aérea. Otro gol cuando se moría el partido. Historia repetida.

Una primera mitad, otra segunda. Y en el camino quedó la fiesta Milrayitas y el excesivo festejo de Temperley por el empate. ¿Era para tanto, che? Así nunca vamos a poder armar un clásico. Diferencias, vio…

SINTESIS

Los Andes (2): Maximiliano Scapparoni; Germán Noce, Leandro Corulo, Pablo Nieva, Emir Ham; José Luis Gómez (ST 43` Gustavo Pinto), Guillermo Ojeda, Emmanuel Francés, Franco Asencio (ST 21` Damián Bogado); Maximiliano Castano (ST 11` Rodrigo Acosta) y Leonardo Romero. Suplentes: Luciano Díaz, Angel Alonso, Luis Bevacqua y Gastón Lucano. DT: Raúl Cascini.

Temperley (2): Alejandro Medina; Víctor Guiñazú, Nicolás Perassi (PT 38` Francisco Martínez), Iván Macalik, Ezequiel Molina; Ignacio Fernández, Patricio González, Carlos Keosseian, Marcos Giménez (ST Juan Pablo Rial); Agustín Campomar y Mariano Campodónico. Suplentes: Leandro De Bórtoli, Emmanuel Carreira, Leandro Witosisky y Sebastián Souto. DT: Guillermo Duró.


Goles: PT 13` Castano (LA), 32` Romero (LA); ST 2` González (T) y 47` Cerica (T).

Arbitro: Eduardo Gutiérrez.

Asistentes: José Mendoza y Pablo Brusca.

Recaudación: $ 54. 340.

Estadio: Eduardo Gallardón.

 

Sábado 1 de Octubre de 2011 | Fútbol Profesional


subir