Cerca de la meta

Leonel García Barros pedalea y no deja de pedalear... "Ahora solo queda fortalecer la zona en el gimnasio y tratar de volver lo más rápido posible", explica el Chueco. Su recuperación de la fractura de peroné, cada día mejor...

Por Leandro Saltamerenda

Del gimnasio a kinesiología, de kinesiología a gimnasio… Pero por suerte ya le falta poco. Como explica en su charla con el Sitio Oficial, el volante Leonel García Barros olvidó "por completo" el partido con Tristán Suárez. Aquella tarde de su lesión, de la fractura de peroné que nunca imaginó. Y hoy el zurdo disfruta de una evolución que marcha sobre rieles. ¿Un objetivo a corto plazo? Llegar en óptimas condiciones a la segunda parte del año. Sí, enero es la meta. Vamos que falta poco. El último esfuerzo, Chueco…


El hincha de Los Andes nos pregunta cómo está Leonel García Barros, ¿vos que podés decirnos?
Bien, mejorando de a poco. Ya hace cuatro o cinco días que volví a caminar y estoy muy contento. Ahora solo queda fortalecer la zona en el gimnasio y tratar de volver lo más rápido posible.

Hace dos meses de tu la lesión, ¿cómo pasaste este tiempo? ¿Se sufre mucho desde afuera?
Sí, sinceramente se sufre mucho. Uno siempre quiere colaborar con el equipo y no sabe cómo hacerlo. Además, en lo personal, es la primera vez que tengo una lesión así. Es todo nuevo para mí. Pero bueno, ya está. Con perseverancia, con la ayuda de mis compañeros, de los dirigentes y el cuerpo técnico que me permitieron ir a las concentraciones, estar acompañado, me hizo todo más llevadero.

Toda tu familia vive en el Sur. Más difícil aún…
Y sí. Estuve acompañado en el momento de la cirugía, que vino mi novia, mi mamá, pero por diferentes motivos no se pudieron quedar mucho tiempo y ahí es donde apareció el apoyo de compañeros, de amigos que hice en el plantel. Y no me puedo quejar. Siempre estuvieron pendientes de mí y tratando de que no me falte nada. Eso me ayudó mucho y les voy a estoy por siempre agradecidos. 

¿Qué te genera aquel partido con Tristán Suárez?
El peor de los recuerdos. Lo único positivo es que se terminó ganando. Pero sinceramente no quiero ni acordarme, lo dejé en el pasado. Fue la primera vez que tuve una lesión tan grave y fue un momento difícil. Trato de no recordarlo porque es algo que no me hace para nada bien.

¿La evolución fue mejor de lo esperado?
Sí, venimos muy. Por suerte no he tenido dolor y la recuperación va de buena manera. Por ahí hay que ver cómo evoluciono cuando incremente el trabajo, pero creo que voy a llegar bien a la pretemporada.

¿Ese es el objetivo que te propusiste en el corto plazo?
Es la idea, la ilusión de poder estar. Si todo sigue así, por lo que se habló con los médicos, me parece que no va a haber ningún problema. Ojalá que las cosas salgan de la mejor manera y pueda estar a la par de mis compañeros.

Y, ¿qué balance haces de estos primeros meses en Los Andes?
Sacando el tema de la lesión, que son cosas del deporte, de la profesión, estoy muy contento porque me encuentro en un club muy grande. Además, como dije antes, todos me demostraron que todavía hay gente buena en el fútbol y se pueden hacer bien las cosas. Y eso yo lo valoro mucho. Después me hizo muy bien volver a jugar en Argentina e integrar un grupo como éste, que es excepcional. El otro día hablaba con algunos compañeros y les decía que si las cosas siguen así, Los Andes es un club para quedarse a vivir. Por la comodidad, por el respeto, por los hinchas que mueven, por todo.

Viernes 25 de Noviembre de 2011 | Fútbol Profesional

subir