El 1 cordobés

Su sobrenombre no es casualidad: siempre la Lucho... Sí, Luciano Díaz se afianzó como titular después de arrancar desde el banco de suplente. "Uno siempre se propone terminar atajando y por suerte se me dio". reconoció el arquero.

Por Leandro Saltamerenda

Empezó corriendo desde atrás y terminó afianzado como arquero del equipo. Luciano Díaz es el protagonista de esta noche. A horas de volverse a su Córdoba natal, el 1 analiza el semestre de Los Andes y todo lo que tiene que ver con su presente. Los últimos partidos, la revancha de volver a encontrarse con los de arriba, la titularidad, la ausencia de su amigo Leo Romero, las cuestiones a corregir, su buena relación el hincha Milrayitas, los deseos para el 2012 y más. En pocas palabras, Lucho te lo cuenta…


¿Qué balance haces de esta primera rueda?
Creo que llegamos al objetivo de superar los 30 puntos y quizás nos quedó un poco la espina de no poder ganar los últimos partidos con dos rivales directos. Pero ahora nos espera una pretemporada para trabajar duro y afrontar el próximo año con todo.

¿Se sintió un poco el desgaste de lo que fue el año futbolístico?
Puede ser, pero sinceramente no le encuentro una explicación exacta a estas dos caídas. La seguidilla de partidos fue para todos igual y más allá de eso, me parece que nosotros dejamos hasta la última gota y no se pudo dar. Fue eso nada más.

¿La cuenta pendiente fue no haberle ganado a los que están arriba?
Sin dudas. Es algo que estuvimos hablando con los chicos y si queremos salir campeón tenemos que ganarle a todos. Los de arriba, los de abajo, no importa la posición en la tabla. De eso estamos seguros.

¿Sintieron la ausencia de Romero en estos últimos partidos?
Sabemos que Leo es un jugador importante, que es el goleador del equipo, pero también les tocó entrar a otros compañeros y lo hicieron bien. La lástima es que no nos acompañaron los resultados.

¿Hay aspectos a mejorar?
Siempre. Hay que buscar una regularidad y mayor solidez en todas líneas. Creo que ajustando algunos detalles y haciendo una buena preparación vamos a estar muy bien.

En lo personal, ¿cómo te sentiste?
En ese sentido estoy muy contento. Uno siempre se propone terminar atajando y por suerte se me dio. Por la familia, por los amigos, por los hinchas que siempre me bancaron y apoyaron. 

¿Qué esperar para el 2012?
Lo mejor. Ojalá podamos darle una alegría a la gente que tanto lo merece.

Viernes 9 de Diciembre de 2011 | Fútbol Profesional

subir