Vale la experiencia

El equipo de Rubén Salerno debió abandonar en la mítica carrera "Las 24 Horas de Nürburgring". Su compañero Chawhan sufrió un despiste cuando iban quintos en su categoría. Igual, merecido renocimiento.

No terminó como esperaba, pero nadie puede quitarle lo bailado. El equipo de nuestro vice segundo, el piloto Rubén Salerno, debió abandonar en la apasionante carrera Las 24 Horas de Nürburgring por un despiste de su compañero Alejandro Chawhan. Te bancamos, Tano. Vale la experiencia…

El cuarteto nacional venía con viento a favor. En la primera parte de la carrera, Balbiani-Silva-Chawhan-Salerno cumplían con lo planeado y se ubicaban en el quinto lugar de su categoría (41º en la general).

Sin embargo, en el último giro de Chawhan, cerca de la mítica bajada de Adenau (recordada por el gran triunfo de Juan Manuel Fangio en su quíntuple campeonato de Fórmula 1), el Aston Martín Vantage V8 sufrió las consecuencias climáticas y las ilusiones quedaron sepultadas. “Había empezado a llover, la adherencia del auto era comprometida y cuando quise doblar, la cola salió espantada y no pude evitar salirme de pista”, reconoció el piloto. 

“Fin de la misión 2012. A organizar 2013. Gracias a todos por tanto apoyo”, publicó más tarde el Tano en su cuenta de twitter. Ahora, de regreso en Lomas, Salerno vuelve a desvivirse por sus dos pasiones: su hijo Euge y Los Andes. ¡Grande Rubén!

 

FOTO: Imagen de la legión antes de embarcar rumbo a la Argentina (twitter oficial de Rubén Salerno).

 

Domingo 20 de Mayo de 2012 | Info Diaria


subir