Ejemplos de perseverancia

Nota especial. Ellas son Nelly y Liliana, dos de las maestras más antiguas del Colegio Ejército Los Andes. Juntas suman 50 años en la institución y lo celebran en el Sitio Oficial. Un lujo.

Por Leo Simonetta y Leandro Saltamerenda

Nelly Iglesias y Liliana Vilca son docentes de nuestro colegio Ejército de Los Andes y ambas tienen una particularidad: están cumpliendo 25 años en la institución  Cualquiera podría imaginarlas exhaustas o desanimadas, todo lo contrario. Las delata la sonrisa cuando cuentan anécdotas de los chicos y se emocionan cuando recuerdan el colegio en sus orígenes. No es difícil percibir que están orgullosas de su trabajo y del lugar que eligieron para desarrollarlo. Los invitamos a compartir la charla que tuvimos para el Sitio Oficial...


¿Qué representan estos 25 años acá en el colegio?
Liliana Vilca:
Todo. 25 años acá es una vida. Yo siempre digo que la escuela es una escuela típica. Más que una escuela es una familia. Creo que los chicos los que se llevan de acá es eso. La relación que existe entre los alumnos y los docentes es única, también.

Hoy en día, en nuestra sociedad hay un valor que se fue perdiendo y es el sentido de pertenencia. Sin embargo en el colegio se mantiene, ¿lo sienten así?
Nelly Iglesias:
Y sí. Yo por ejemplo me inicie acá y siempre estoy a favor de la escuela, siempre damos todo por ella. La siento mía. Es el día de hoy que tengo nenes o hijos de padres que fueron alumnos míos y me emociona verlos, sentirlos cerca. .

El Ejército de Los Andes cumplió 28 años y ustedes llevan 25 acá dentro. ¿Cómo conviven con esa linda mochila?
Nelly Iglesias:
Con orgullo. Yo no podría trabajar de otra cosa. Ser maestra es algo que lo llevo en el alma. Estar acá lo mismo. Muchas veces me dicen “anda al Estado”, y yo me pregunto por qué. Esta es mi escuela.
Liliana Vilca: Yo en realidad no me inicie acá, me inicié en el José Hernández y bueno, al año Norma Vañas, que era mi profesora de dibujo, me trajo acá. Después tuve que optar entre los dos cargos y acá estoy. En ese momento era soltera, después tuve novio, me casé, tuve hijos, todo lo hice acá, así que imagínate.
Nelly Iglesias: A mi me pasó exactamente igual. Mi nena ya vino al jardín y mi marido adora el Bichito Rojo. Todos tenemos los mejores recuerdos. El nene lo mismo.

¿Es difícil tener un nene que es hijo de un papá que fue alumno de ustedes?
Nelly Iglesias:
Y no es fácil, pero yo trato de vivirlo con alegría. Yo mucho no me meto en el facebook, pero te buscan, te mandan mensajitos. Capaz hay ex alumnos que formaron pareja, tienen hijos y eso te pone muy feliz.

¿Y cómo se adaptan a esta nueva sociedad de las redes sociales?
Nelly Iglesias:
Estás en constante crecimiento. Antes por ahí jugamos un poco más y ahora tenés que ser más estricto. Nosotros también vamos evolucionando.
Liliana Vilca: Es así. Lo mismo que les pasa a los chicos nos pasa a nosotras. Uno tiene que tratar de amoldarse a estos cambios. Formas de trabajo, de enseñar, de vivir.
Nelly Iglesias: Es que realmente sucede de esa forma. La manera de educar no es la misma, por eso tratamos de escuchar siempre al chico, de acompañarlo, de conocer su vínculo con la familia. Yo siempre digo que cada nene tiene su mundo, entonces hay que estar muy atentos. Lo bueno es que la escuela es chica, nos conocemos entre todos…

Vamos a las anécdotas. A vos Nelly nos dijeron que te preguntemos por un punzón…
Nelly Iglesias:
(risas) Uhh, sí. Era mi primer año en el colegio y había unas plasticolas que traían adentro como un buzo que se movía y vos tenías que pincharlo porque la puntita de plástico se tapaba. Entonces yo intenté con el punzón y me lo clavé. Y yo era de esas personas que veía sangre y me descomponía. Así que pensé “no me puedo desmayar en el salón”, salí del aula y me caí en medio del pasillo.

Como para no mostrar debilidades frente a los chicos…
Nelly Iglesias:
Por eso. ¿Cómo iba a desmayarme delante de ellos? Menos mal que me aguanté.

También nos dijeron que a Lily de vez en cuando los chicos la ayudan…
Nelly Iglesias: Sí, le buscan la lapicera, las hojas…
Liliana Vilca:
Tengo muy mala memoria. Es más, recién le dije a ella: “mirá que nos van a venir a hacer una entrevista y yo me acuerdo muy poco de las cosas”.

A ver, ¿qué recuerdan de aquellos inicios?
Nelly Iglesias:
Yo toda mi vida viví acá a dos cuadras, entonces Los Andes para mí es todo. Cuando jugaba Los Andes cerraban los kioscos, todo se paralizaba. Era esperar que juegue Los Andes y de chica siempre decía: “que lindo sería trabajar ahí”. Y bueno, después Mónica (por la directora Casalins), hablando con mi papá, le comentó que faltaba una maestra y así empezó esta historia. Teníamos cuatro aulas, había 20 nenes.
Liliana Vilca: ¿Te acordás de los días de lluvia? Éramos poquitos y Yoly nos hacía el té, las tortafritas. A la hora de la merienda se juntaban los chicos del colegio, del jardín. Qué tiempos aquellos.

¿Y hoy? ¿Cómo ven al Ejército de Los Andes?
Liliana Vilca:
Seguimos creciendo. Sabemos que los tiempos no son fáciles, pero nos vamos adaptando. Tenemos un montón de nenes y nos mantenemos así. Eso habla de la confianza que depositan en el colegio.
Nelly Iglesias: Sí, hay chicos en lista de espera y Graciela (por la representante legal Speziale) siempre nos dice que no puede dar vacantes. Como dije antes, es una escuela familiar. Una gran familia. Yo saludo a todos los nenes por su nombre y a ella como al resto de las maestra le sucede igual.

Les proponemos cerrar la nota con una definición, ¿qué significa para ustedes ser docentes?
Liliana Vilca:
A mí me pasa que a medida que van pasando los años te vas dando cuenta lo importante que es ser docente. Uno a veces no mira que está formando un chico, pero creo que cuando te pones a pensar, más lo valorás. Y también aprendes de ellos, de los padres, de todos. Es un aprendizaje constante.
Nelly Iglesias: Ser docente es todo. Y más en este colegio. Acá pase toda mi vida. Buenos y malos momentos. Cuando tuve a mi nene, cuando falleció mi papá. Siempre. Es parte mía y me encanta. Doy gracias a Dios estar trabajando de docente en el Ejercito de Los Andes.

 

FOTO 2: Su lugar. Liliana al frente de 6º.

FOTO 3: Nelly se da el gusto con los chicos de Primerito.

 

 

Domingo 27 de Mayo de 2012 | Area Educativa


subir