La vuelta al trabajo

El plantel arrancó una semana única, pensando en el sábado

Por Leandro Saltamerenda

La fiesta vivida el sábado pasado en el Eduardo Gallardón todavía se percibe en el ambiente. Hay rastros de un festejo alocado. Los papelitos en las tribunas, los globos explotados y los restos de pirotecnia asoman como huella saliente. Los empleados de limpieza del club tienen trabajo, pero no se quejan. Conocen la causa de tanto revuelo y llevan adelante su tarea sin objeción. Mientras, los jugadores abandonan el vestuario y pisan nuevamente el césped de un estadio desolado. Esta vez, los hinchas del Milrayitas brillan por su ausencia, aunque el eco de la victoria aún retumba por los rincones. Así, en ese contexto, Los Andes volvió a las prácticas después del triunfo 1-0 sobre Nueva Chicago. Ya pasó el merecido día de descanso, ahora se viene la semana decisiva…
Como es habitual luego de cada partido, el entrenador Rodolfo Della Picca juntó a sus dirigidos y llevó a cabo una charla técnica que duró poco más de 10 minutos. A continuación, el preparador físico David Regueiro dividió a los futbolistas en dos grupos y empezaron los trabajos físicos de la mañana. Quienes estuvieron presentes frente al Torito hicieron un regenerativo y ejercicios de elongación, mientras que el resto del plantel se entrenó con mayor intensidad. Por su parte, los arqueros practicaron diferenciado y realizaron movimientos con pelota.
Una vez terminada la actividad corporal llegó la hora de un cuadrangular de fútbol en espacios reducidos. Se armaron cuatros equipos y en el partido definitorio se enfrentaron el equipo Naranja contra el team Blanco. Para el Naranja actuaron Ariel Barros, Cristian Vega, Juan Carlos Tissera, Rodrigo Vega, Patricio Grgona y Walter Sosa. Y por su parte, el Blanco formó con Carlos Antúnez, Leandro Corulo, Guillermo Ojeda, Leonardo Luppino, Jonatan Tridente, el Profe Regueiro y el juvenil Leonardo Aguirre. El triunfo fue 3-1 en favor de los primeros, que cerró el marcador con un gol del paraguayo Sosa. No participaron del mini torneo Marcos Brítez Ojeda, Alberto Yaqué y Martín Avalos, debido a que terminaron el match del sábado con molestias físicas y se sometieron a una sesión de kinesiología. Tampoco jugó Maximiliano Natalicchio, ya que arrastra un golpe y se dedicó a arbitrar el duelo de perdedores del cuadrangular. En tanto, el volante Martín Asencio, quien sufrió una distensión hace 10 días, se realizó una nueva ecografía y el resultado no arrojó ruptura fibrilar. De esta forma, el ex Olimpo se reintegrará a la par del grupo en los próximos días. Por el último, el ayudante de campo Mario Cabrera se ausentó del entrenamiento debido a un fuerte estado gripal.
Al igual que la semana pasada, todas las prácticas serán en el Eduardo Gallardón. Sí, ya está preparado para otra fiesta. El sábado será la revancha, después veremos qué indica el destino y qué nos depara…

Lunes 23 de Junio de 2008 | Fútbol Profesional


subir