El día llegó

No va a ser un martes más para Alejandro Friedrich. Hoy vuelve a ser titular por primera vez en el año tras una lesión y hoy conoce el sexo de su segundo hijo. "Lo estaba anhelando hace mucho", dice antes de Atlanta.

 


SENTIRSE OTRA VEZ JUGADOR:Por suerte tengo la chance de volver a la titularidad y estoy con ganas de jugar. Hace mucho que no me siento así. Anoche no pude dormir, me pasaron muchas cosas raras por la cabeza, pero estoy seguro de que todo va a salir bien”.


LA PEOR LESION:Arrancamos en enero todos juntos, hice una pretemporada increíble, no paré ni un día y por no querer parar, una molestia chiquita se hizo pubalgia y todo se fue de las manos. El dolor en el maldito pubis lo sufrí mucho y si vos me preguntas que hubiese pasado si paraba 4 o 5 días, tal vez estaba bien o tal vez no. Pero las cosas se dieron así y ya está”.


APOYO NO LE FALTO: “Fue duro estar afuera. Hacía todo lo que me decían y no me podía curar. Así que tuve que apoyarme mucho en mi mujer y mi familia que fueron los que me bancaron cuando estaba mal, triste, llorando… Nunca me había pasado algo similar y este año me tocaron juntas”.


UNA DEDICATORIA ESPECIAL:A veces es difícil explicarle a la gente que nunca jugó al fútbol cómo son los momentos de un jugador cuando no te toca estar. Tal vez muchos piensan que uno viene a la práctica, entrena, juega / no juega, le da lo mismo, cobra y ya está. Y la verdad que no es así. Para mí es muy doloroso estar afuera y es muy doloroso estar lesionado. Porque nosotros vivimos de esto y entrenamos para jugar los fines de semana. Y vos venís, haces doble turno para recuperarte de una lesión y lucharla desde atrás es muy triste. Entonces uno no tiene más opción que apoyarse en la familia porque son quienes verdaderamente están cuando te bajoneas. Así que solo pienso en jugar y dedicárselo a ellos y a los médicos que son quienes estuvieron conmigo siempre”. 


AQUÍ Y AHORA:Quedan cuatro fechas y quiero aprovechar la oportunidad para jugar. Lamentablemente no pude demostrar mucho porque me lesioné, pero estoy en deuda con esta camiseta. Volví al club ilusionado, rechazando ofertas importantes y ojalá pueda cumplir mínimamente estos partidos. Vivo en Lomas, quiero al club y necesito estar bien otra vez”.


UN FUTURO MAS ESPERANZADOR: “Cuando se armó el plantel, nuestro objetivo principal no era salvar la categoría, pero bueno, a mitad de camino nos topamos con eso y lo supimos sacar adelante. Lo más importante es que el torneo que viene Los Andes no va a tener problemas de nada y ojalá pueda mentalizarse en pelear el título”.


PLENA CONFIANZA:Yo siempre digo lo mismo. Tal vez este equipo, sin la presión del descenso hubiera dado mucho más. Así que este partido con Atlanta es una linda prueba para demostrarnos a nosotros mismos que tranquilamente podríamos haber estado en el lugar de ellos”.


 

Martes 7 de Mayo de 2013 | Fútbol Profesional

subir