A cuatro dias de la final

Los Andes trabaja fuerte pese al frio.

 

Por Leandro Saltamerenda

Frío de invierno en Lomas de Zamora. El cielo gris cubre por completo al Eduardo Gallardón. No hay indicios de una mejoría del tiempo. Sin embargo, el servicio meteorológico contrasta radicalmente con el presente futbolístico de Los Andes. Para el Milrayitas, el sol sale a cada momento. A diferencia de meses atrás, donde algunos chaparrones se hacían presentes con mayor frecuencia, los buenos resultados trajeron un clima más agradable. Y a tan solo cuatro días del partido con Chicago, el conjunto dirigido por Rodolfo Della Picca realizó un nuevo entrenamiento en el estadio.
La práctica arrancó pocos minutos después de las 10 de la mañana. Mientras el preparador físico David Regueiro diagramaba los ejercicios a efectuar, los futbolistas se divertían con el loco y de paso entraban en calor. Luego sí llegaron las tareas más exigentes. Porque durante la primera mitad de los trabajos hubo movimientos con pelota y ejercicios físicos con transferencia de velocidad y saltos. En tanto, los arqueros, como es de costumbre, entrenaron apartados del grupo.
En la segunda hora del entrenamiento, el entrenador Della Picca armó tres equipos de ocho o nueve futbolistas cada uno y llevó adelante un trabajo táctico. En este caso, el único jugador que no participó fue el volante Martín Asencio, quien evoluciona de una lesión y continúa con su puesta a punto.
Casi dos horas duró la práctica, que finalizó con un golazo de zurda de Maximiliano Natalicchio. A pesar del frío, el plantel de Los Andes sigue su preparación para el encuentro del sábado. Se viene la revancha con el Torito y el Milrayitas no quiere dejar situaciones al azar. Todo por un objetivo común: el regreso al Nacional B.

 

Martes 24 de Junio de 2008 | Fútbol Profesional


subir