A tres días de la final

Trabajo con clima ideal, esperando el sàbado.

Por Leandro Saltamerenda

En los grupos humanos, muchas veces  las relaciones interpersonales son conflictivas. El día a día se torna difícil y las crisis se hacen más frecuentes. Y últimamente, en el fútbol, este tipo de situaciones acaparan la escena. Sin embargo, en el plantel de Los Andes, la unión entre los futbolistas y el clima distendido son moneda corriente durante cada entrenamiento. Y como para dar muestra de ello, en una nueva práctica matutina, el estadio Eduardo Gallardón recibió la visita de tres jugadores del Milrayitas que se recuperan de diferentes operaciones. Sí, Martín Castagnino, Javier Bergés y Facundo Coyra se dieron una vuelta por Lomas y dejaron sus saludos de cara a la revancha del sábado ante Nueva Chicago.
Como es habitual, los trabajos físicos arrancaron a las 10 de la mañana. El primero en abandonar el vestuario y pisar el césped fue el volante Martín Asencio, quien se anticipó a sus compañeros y trotó a buen ritmo alrededor del campo de juego. A continuación, los dirigidos por Rodolfo Della Picca se entretuvieron con el clásico loco y el preparador físico David Regueiro diagramó tareas recreativas para darle variedad a la entrada en calor. Después, el entrenador dividió al plantel en tres grupos y realizó un ejercicio táctico en espacios reducidos. Las premisas principales eran controlar el balón y mantener un pressing constante sobre el rival.
Durante la última media hora hubo un rato de fútbol entre titulares y suplentes. Para los titulares actuaron los mismos jugadores que estuvieron en el partido de ida con el Torito, mientras que la novedad entre los suplentes fue la participación de Martín Asencio. El ex Olimpo no tuvo molestias de la distensión que sufrió hace dos semanas atrás y ya se puso a disposición del cuerpo técnico.
Con respecto a la visita de los lesionados, la buena noticia es la evolución de Castagnino, quien fue operado de una rotura del tendón de Aquiles el pasado 4 de mayo. El delantero comenzó esta tarde a rehabilitarse en el predio de Futbolistas Argentinos Agremiados y en 15 días podrían sacarle la bota Walker.
Con este panorama, Los Andes espera el encuentro del sábado con Chicago. La unión del grupo es evidente y el apoyo del resto también. Todos sueñan con depositar al Milrayitas en la B Nacional. El camino parece ser el indicado ¡Vamos que se puede!

Miércoles 25 de Junio de 2008 | Fútbol Profesional


subir