La receta del éxito

Sacrificio, esfuerzo, regularidad, buen grupo, compañerismo... Algunas de las claves del ascenso del Handball Femenino a la Primera División de ASBAL. Lo analiza el entrenador Héctor El Dik. "Todos te quieren ganar", dice.

 

Todavía se festeja. Fue uno de los principales logros del semestre que pasó. El Handball Femenino consiguió el título en la Segunda División de ASBAL y a partir de agosto volverá a jugar en la máxima categoría. “Lo logramos en base al esfuerzo y al sacrificio que pusieron todas las chicas”, reconoce Héctor El Dik, entrenador de la tira completa del Milrayitas. Y saca pecho: “Los Andes es un club muy respetado en el ambiente. Lo noto cuando vamos a jugar de visitante y todos te quieren ganar. Eso está bueno. Habla bien de nosotros, habla de que estamos haciendo las cosas como corresponde”.


¿Qué significó haber sido partícipe de este ascenso del Handball Femenino a la máxima categoría del ASBAL?
Una satisfacción muy grande. El año pasado cuando me llamaron para sumarme al club me puse un objetivo por delante, que era tratar de ascender con Los Andes y lo logramos. Las chicas, como dicen ellas, se pusieron las pilas, rindieron muy bien a lo largo de todo el torneo y llegamos a la A.

¿Cuál es la clave del éxito?
Anduvieron muy parejas todas las categorías. Juveniles y Juniors terminaron invictas en la primera etapa, después Mayores y Cadetes ganaron la final del Cuadrangular y las Menores, que el año pasado no anduvieron bien mejoraron mucho y colaboraron con el ascenso.

Es decir se encontró una regularidad…
Tal cual. Se perdieron muy poquitos partidos y eso es importante. En el caso de las Mayores, que quizás tampoco venían de hacer una buena campaña, este año armaron un grupo muy lindo, muy unido y esa contención en un equipo es importante.

Arrancaste como entrenador de las categorías más grandes y ahora tenés la tira completa, ¿se siente la diferencia de dirigir chicas de distintas edades?
Y quizás a las Mayores uno le exige más sacrificio, más exigencias, y con las chiquititas necesitas más paciencia, otro tipo de enseñanza. Pero yo siempre digo que en Menores hay un salto muy importante en la vida de una jugadora de Handball. Hoy hay Menores que ya están jugando en el Seleccionado Argentino y entonces también que hay exigirlas un poco. En cambio, en Infantiles, no. Las nenas recién empiezan y está bueno que tengan ganas de jugar, divertirse y mucho compañerismo. Por eso no suman punto y se busca que lleguen a una categoría mayor con entusiasmo y no con la presión o el castigo de los resultados.

En este último tiempo hubo muchas chicas de nuestro club que fueron preseleccionadas para integrar el equipo de ASBAL. ¿Eso habla del crecimiento que tuvo Los Andes en el deporte?
Sí, tal cual. Tenemos chicas que fueron preseleccionadas para integrar el Seleccionado de Mayores y otras de Juveniles y Cadetes, que también habían sido elegidas por la Asociación, pero como el club estaba peleando el ascenso decidieron quedarse a entrenar con nosotros y yo las felicito realmente. Pero sí, en todas las categorías tenemos chicas de gran nivel y con futuro de Preselección.

En un par de semanas nada más arranca la participación en la Primera A, ¿qué esperás para este nuevo semestre? ¿redoblaron los objetivos?
Seguro. Yo siempre quiero ganar, yo siempre quiero sumar y las chicas están para hacer un buen torneo. Quizás es muy rápido pensar en pelear el título, pero las ilusiones siempre están y yo nunca digo que no. Si ascendimos siendo campeonas por algo fue y se que de mitad de tabla para arriba vamos a estar.

 

Viernes 12 de Julio de 2013 | Handball Femenino

subir