De Medellín a Lomas

El colombiano Juan Bravo se destaca en la última línea Milrayitas. Surgido en Atlético Nacional y con pasado en Dep. Merlo, el defensor nos cuenta cómo vive su nueva estadía en Los Andes. Amigos y familiares, atentos.

 

Seguramente a miles y miles de kilómetros, en la atractiva y moderna Medellín, Yesid sigue atentamente cada movimiento de su hermano Juan Bravo. Lo debe extrañar, lógico, aunque en este caso, la razón prima el sentimiento. “Estoy lejos de mi familia, pero ellos saben que tengo un sueño por cumplir y me apoyan en todo”, dice el defensor colombiano desde este lado de America del Sur. Del debut en el Milrayitas, los desafíos, su amigo Blanco y mucho más habla en el este mano a mano exclusivo con el Sitio Oficial.


¿Cómo te sentís después de haber jugado tu primer partido en Los Andes?
Bien,  feliz por haber debutado con esta camiseta. Lamentablemente no pude jugar los partidos anteriores por una suspensión y después un golpe, pero por suerte ya quedó todo atrás y me dí el gusto de jugar y que ganemos. Salió todo como esperaba.

Y como local. Otro punto a favor…
Claro. Es una motivación muy linda jugar en nuestro estadio y empezar a sentir de cerca el crédito de la gente. Creo que lo hemos hecho bien y estamos muy contentos por ello.

Vívís en Lomas. ¿De a poco te vas familiarizando con el club? ¿Qué te dicen los hinchas?
Sí, a veces salgo a la calle y la gente te pregunta o te saluda. Veo que los hinchas de Los Andes son muy apasionados, que siguen mucho al equipo y eso está bueno.

Hace varios años que estás en Argentina, ¿fue difícil adaptarse a un nuevo país?
Sinceramente, no. Tuve la suerte de conocer un par de persona que me dieron una mano y me aconsejaron mucho en un momento que uno siempre necesita ese apoyo de la familia, de los amigos. Pero me sentí cómodo. Yo vine con un objetivo muy claro y se que con sacrificio todo se puede lograr.

¿Y qué dicen tus familiares a la distancia? ¿Les hablaste de Los Andes?
Sí, están muy contentos y pendientes de cómo me va. Cuando me incorporé al club, ellos estuvieron buscando información en internet y saben que Los Andes es un club grande, que estuvo en Primera hace 10 años y lo valoran mucho.

La persona que más conoce a Oswaldo Blanco en este plantel sos vos, ¿qué nos podés decir de él?
Oswaldo más que mi compañero es un hermano para mí. Venimos jugando juntos desde pequeños. Me acuerdo que estábamos en las Divisiones Menores de Atlético Nacional y yo ya sabía que iba a triunfar. Es un delantero muy rápido y no me sorprende que miles de personan le griten “Negro, Negro”. Se lo ha ganado él.

Te ha tocado enfrentarlo y no queremos darle la receta a los rivales, pero ¿es difícil marcarlo?
Claro. Quizás a mi me resulta un poco más fácil porque lo conozco, pero es un atacante potente y nunca sabes por donde te va a salir. En Colombia siempre nos ponían en equipos contrarios porque al profesor le gustaba los duelos que teníamos.

Vayamos ahora a lo grupal, ¿cuál es la clave de este buen inicio?
Creo que el plantel. Veo un equipo con nombres muy importantes y cualquiera que juega no se nota la diferencia. Tenemos recambio, todos nos apoyamos entre todos y adentro de la cancha, los que jugaron han mostrado un gran nivel.

Lo hemos hablado con otros compañeros. ¿La frase de cabecera de este plantel es “paso a paso”? Porque el hincha sueña…
Sí, sabemos que la ilusión de la gente te motiva, pero yo siempre digo que los partidos hay que jugarlos y ver qué pasa cada semana. Es un torneo largo, con equipos muy buenos y ojalá que con el paso de los meses estemos cada vez más cerca de cumplir el objetivo.

 

 

Martes 27 de Agosto de 2013 | Fútbol Profesional

subir