LOS ANDES 1

El Rojo y el Cele protagonizaron un partido vibrante e igualaron en el Gallardón. Con este resultado, Lomas alcanzó la punta, aunque debe una fecha.

 

Fotos: Máximo Palamara

¿Cuántas veces escuchaste la tan trillada frase “estos partidos se juegan con el corazón”? Y bueno, algo de eso tuvo este empate 1-1 entre Los Andes y Temperley. En un encuentro intenso y angustiante hasta el minuto final, Milrayitas y Celestes repartieron emociones e igualaron en un estadio Eduardo Gallardón colmado. ¿Fue justo? Posiblemente. El Gasolero fue superior en la primera mitad y Lomas, pese a salvar su valla en reiteradas oportunidades, apretó los dientes en el segundo tiempo e hizo los méritos suficientes para dejar algo en casa. Y vino con yapa. Es que además del punto, el Rojo mantuvo el invicto, se subió a la cima de la tabla y espera el postergado ante Nueva Chicago con el ánimo intacto. Otra vez será, vecino…

“Raro”. Esa es la primera palabra que se nos cruza por la cabeza para analizar los minutos iniciales. Fue como que Temperley le dijo a Los Andes “si tanto te gusta jugar con la pelota, haz lo tuyo”. Y ello sucedió. La visita le regaló la posesión de balón y a diferencia de lo que muchos intuían, el conjunto de Felipe de la Riva no supo qué hacer ni cómo lastimar. La tuvo, intentó atacar con tranquilidad, pero poco a poco entró en la telaraña rival. El conjunto de Biggeri, astuto, se plantó bien en el mediocampo y con un par de movimientos estratégicos, ganó la pulseada psicologíca.

Los minutos fueron pasando y entre impresiones y pelotazos al grandote Alejandro Noriega, la cuenta empezó con saldo favorable para Temperley. La segunda jugada casi siempre caía en los pies Celestes y Fernando Brandán se mostraba como el hombre más desequilibrante de la noche. Tal es así que después de un error defensivo del dueño de casa, el 10 visitante entró solo por derecha y con un remate bajo, decretó la apertura del marcador. Estaba bien.

Con la ventaja a favor, el Gasolero siguió con su fórmula de “sombrear” en zona, pero Los Andes, excepto un cabezazo de Noriega y otro de Mariano Barale, no lograba llegar con convicción al área defendida por Ariel Crivelli. ¿Te imaginabas alguna variante para la segunda parte? Era lógico. El técnico Felipe De la Riva mandó a la cancha a Oswaldo Blanco en lugar de Luis Zeballos (volvía de una lesión muscular) y la mano cambió. Lomas adelantó las líneas y propuso el golpe por golpe. Era a todo o nada. No había otra opción…

Y así lo entendieron los jugadores. Apoyados por el aliento de los miles y miles de fieles que asistieron al Gallardón (antes, durante y después del partido) fueron con vergüenza a buscar la igualdad y lo consiguieron. Un tanto a lo guapo y otro tanto por cabeza hueca. El Chipi Vera sacó un centro con destino al área contraria y Ale Noriega, el que siempre le moja a Temperley, armó un sismo albirrojo. Golazo, vibró el césped, a buscar el segundo, todo junto.

Tras el empate y con Andrés Soriano (otro de los “tocados") en cancha desde antes del 1-1, el uruguayo Felipe de la Riva debió rearmar la línea de volantes con el ingreso de Maxi García. Los dos se miraban, ninguno quería dar un paso en falso.

Temperley, con más velocidad para salir de contra, tuvo 4 situaciones para desnivelar (la más clara una atajada monumental de Maxi Gagliardo al ingresado Jara), pero el destino parecía echado. Final caliente, con empujones de un lado y del otro y un empate que dejó a Los Andes invicto y líder con un partido menos. No está nada mal. Los miramos desde arriba, chicos...

 

SINTESIS

Los Andes (1): Maximiliano Gagliardo; Emmanuel Martínez, Daniel Franco, Juan Segovia; Mariano Barale, Luis Zeballos (ST Oswaldo Blanco), Fernando Lorefice, Luis Vicente; Jonatan Belforte (ST 19´ Andrés Soriano); Ricardo Vera (ST 31´ Maximiliano García) y Alejandro Noriega. Suplentes: Ariel Barros, Juan Bravo, Gustavo Mbombaj y Luis Bevacqua. DT: Felipe de la Riva.

Temperley (1): Federico Crivelle; Carlos Ramos, Gastón Aguirre, Brian Cucco, Cristian Quiñonez; Fernando Brandán (ST 15´ Fabián Sambueza), Leonel Unyicio, Emiliano Giannunzio, Leonardo Di Lorenzo (ST 17´ Matías Jara); Luis López y Carlos Herrera (ST 42´ Gastón Corado). Suplentes: Leandro De Bórtoli, Ernesto del Castillo, Nicolás Demaldé y Matías Bolatti. DT: Anibal Biggeri.

 

Goles: PT 17´ Brandan (T); ST 20´ Noriega (LA).

Amonestados: Franco, Barale y Blanco (LA); Crivelli y Giannunzio (T).

Expulsado: ST 44´ Quiñonez (T).

Arbitro: Nicolás Lamolina.

Asistentes: Osvaldo Marconi y Octavio Stewart Usher.

Estadio: Eduardo Gallardón.

 

 

 

 

 

Domingo 20 de Octubre de 2013 | Fútbol Profesional


subir