Apostillas

Calor, color y mucho clima en el Parque San Martín. La Pantera colombiana, el agua que no faltó, las lesiones imprevistas, los pelotazos, los ex y viejos amigos y mucho más. Todo en 8 toquecitos.

 

Por Pablo García

UNA PANTERA INDOMABLE: El paradójico negro Blanco volvió a festejar, aunque a su manera: sin siquiera levantar sus brazos ¿Será cábala para continuar con su racha? Lo cierto es que comentó que luego del tanto en la Copa Argentina quiso repetir la fórmula. Mal no le fue: metió tres goles en los últimos cuatro partidos y estos fueron al hilo en la cancha de Dep. Merlo (apenas convirtió un tanto la pasada temporada con la casaca del Charro). Si bien ya había avisado, tras un lindo centro de Emma Martínez de sobrepique, Blanco anticipó de cabeza a su ex compañero de Merlo, Sebastián Díaz Villán, para vulnerar definitivamente a Vega, quien no pudo despejar el peligro con una floja reacción. Así el Negro se convierte en el actual goleador de la temporada sumando cuatro tantos.

EL AGUA, UN FACTOR DETERMINANTE: Ante el calor, se abrieron los grifos de agua y no se cerraron pese a que los dos equipos estaban en el campo de juego. Entonces el árbitro Ignacio Lupani detuvo el comienzo del encuentro hasta que frenara el agua. Una vez que los grifos se cerraron Pablo Dóvalo, cuarto árbitro, se acercó al banco de suplentes de Atlanta y a un miembro del cuerpo técnico lo sacó del lugar. “No podés estar acá. No me comprometas”, tiró el de negro. Así finalmente se inició el match, aunque también se interrumpió para que los jugadores se refrescaran: otra vez el agua…

LLUEVEN PELOTAS EN MERLO: Las calles aledañas al estadio del Charro estaban minadas de pelotas, especialmente en la primera etapa, ya que en la desesperación por despejar muchas se fueron por la calle lateral y otras sobre la platea. El colombiano Juan Bravo clavó dos pelotazos en las cabinas.

PASO EFÍMERO: Apenas siete minutos en cancha duró Marcos Godoy, quien llegaba a este encuentro luego de una lesión y había ingresado por Emanuel Lazzarini. El delantero chocó con el Tortu Segovia y apenas pudo levantarse. Tras tomarse la pierna un largo tiempo, se desplomó en el campo y pidió el cambio. Por otra parte, Cristian Ortiz (había concentrado) quedó fuera de los 18 jugadores del Milrayitas ante Atlanta para no arriesgarlo, ya que tiene una molestia muscular.

UN MILLÓN DE AMIGOS: En un clima casi familiar, el Pollo Soriano, Maxi Gagliardo, Juan Segovia y Fernando Lorefice se saludaron con todos sus ex compañeros, dirigentes y allegados del Bohemio. De parte de la visita, Sebastián Díaz Villán también se encontró con varios in situ donde conoció a sus ex compañeros: Lorefice, Blanco y Bravo. La capitanía de los dos equipos estaba en manos de dos ex: el ya nombrado Soriano por Los Andes y, del otro lado, Emmanuel Francés, quien también se saludó con viejos conocidos.

EMPATE CORTA RACHAS: La igualdad cortó una buena seguidilla de tres triunfos en el campo de juego de Merlo: dos durante esta temporada (Copa Argentina ante el local y en el torneo contra Estudiantes Buenos Aires) y complementa aquel de 2008 frente a Merlo, con el único tanto del Gordo Avalos.

VOLVERÁN A VERSE LAS CARAS POR LA COPA: Más allá de jugar en la rueda revancha del torneo de Primera B Metro, ambos conjuntos se enfrentarán por la Copa Argentina, reprogramándose dicho encuentro para 2014. Ayer pasaron a la siguiente fase de la Copa: Armenio, UAI Urquiza y Estudiantes (BA).

CIERRE DE LA PRIMERA RUEDA: El equipo de Los Andes finalizará su actividad del 2013 el próximo lunes a las 17 visitando a la UAI Urquiza. Dirigido por Héctor Paletta, el partido significará la primera vez que se crucen oficialmente ambos clubes.

 

Jueves 5 de Diciembre de 2013 | Fútbol Profesional

subir