''Mantuvimos la coherencia''

El vicepresidente Daniel Degano hizo su balance de fin de año tras el regreso a la B Nacional. Y destacó el crecimiento en el segundo eje: lo social. “Es un objetivo cumplido”, indicó.

 

¿Qué análisis se puede hacer del ascenso conseguido a la B Nacional?
Me parece importante hacer un balance de gestión de 3 años y medio, porque independientemente de que han habido algunas rotaciones o algunos cambios de todos los que estamos hoy en la conducción del club, respecto de los que empezamos con  Pablo Paladino, porque en aquel momento nos habíamos trazado un rumbo basado en dos ejes; un eje social, donde nos habíamos propuesto la posibilidad de recrear y crear muchísimas actividades, y por lo tanto, que la masa societaria creciera. Y ese es un objetivo cumplido, que seguramente tenemos que trabajar e ir más allá. Y el segundo eje importante era el de salir de la categoría en la que estábamos. Veníamos de jugar la Promoción para no descender y necesitamos recuperar un poco la dignidad, que el club había perdido. Y así nos pusimos a trabajar. Fue entonces cuando empezamos con un proceso de cambio estructural en todo lo que tenía que ver en el fútbol, y más allá de errores-aciertos, hemos culminado, después de 3 años y medio, con una campaña exitosísima no solamente por haber logrado el resultado esperado, que era el ascenso, sino además, la forma categórica como se hizo.

¿Haber retocado mínimamente el plantel y darle continuidad a un proceso fue una de las apuestas más significativas?
Exactamente. Esta ha sido una gran decisión. Mantuvimos la coherencia, la base del equipo anterior y el mismo cuerpo técnico. Básicamente hicimos retoques mínimos. Lo importante es que tuvimos la posibilidad de coronarnos campeón en un torneo donde la campaña está a la vista de todos.

El hecho de haber incorporado un manager profesional y que sea de la casa, ¿le dio otro sentido a la búsqueda de la Comisión Directiva?
Sí, por supuesto. Claudio Balsano es de Los Andes,  ha estado en otra oportunidad en la mala y por suerte, hoy está en la buena. La verdad que yo estoy muy contento por sus condiciones personales y profesionales, y realmente hizo un trabajo muy bueno. Obviamente, esa figura va a ir puliéndose en el tiempo, pero como decía antes, esto es un tema de prueba-error, y hay que ir por más.

Como representante de Los Andes en AFA, ¿qué se decía del club? ¿Se hablaba mucho del equipo en los pasillos?
En esta categoría hay clubes grandes, y por suerte a dos de los que tenemos mucha historia nos tocó ascender. Chacarita fue campeón de Primera División y Los Andes también tuvo su gesta en el fútbol grande. Lo que voy a decir no es despectivo, sino una visión objetiva: hay clubes que son más chicos que otros, por historia, por convocatoria, por estructuras por muchas razones, y obviamente Los Andes es reconocido como un club que ha ascendido a primera división 3 veces, que tiene popularidad, una cancha de Primera, predio para Divisiones Inferiores, una importante Sede Social, y esto produce admiración, te lo expresan pero te quieren ganar. Objetivamente creo que ya se veía que Los Andes era candidato desde las primeras fechas y por lo tanto había muchos comentarios, algunos con doble intención. Y un poco para ilustrar lo que decía, cuando mantuvimos gran parte del plantel anterior, eso nos dio un plus de ventaja. Mientras nosotros estábamos armaditos en el arranque, otros equipos debieron acomodarse en el camino.

Además de los clubes de la categoría hubo reconocimientos de diferentes equipos de Primera y de la B Nacional por la campaña, ¿cómo se reciben esos elogios?
Cuando uno trabaja y se nota el trabajo, porque es reconocido por un tercero, que no tiene interés directo sobre lo que hacemos, la verdad es importante. Es como una caricia al alma. Ha sido muy gratificante recibir los saludos de equipos de Primera y del Nacional, reactiva las ganas de hacer cosas cuando ve plasmando en resultados lo que se planifica.

Hablaste del eje social. ¿Cómo ves a Los Andes desde ese lugar?
No me gusta pensar a Los Andes como un club de fútbol. Creo que la matriz de pensamiento es otra. Estamos convencidos que para consolidar al fútbol en el tiempo hay que consolidar lo social en paralelo. Si nosotros no tenemos una masa societaria que empuje al fútbol, es muy difícil. Si bien no quiero personalizar las tareas o gestiones de ningún miembro de la Comisión Directiva, en este caso me permito hacer una excepción porque  el actual presidente  Carlos Sierra ha sido un baluarte en este aspecto. Comenzó desde una vocalía y estando al frente del club lo consolidó. Es fundamental la actividad social. Seguramente como tenemos un techo de posibilidades e infraestructura debemos pensar en lo que viene. La verdad, para seguir creciendo tenemos que tener más espacio y hay que proyectar un club a largo plazo. Con una visión mínima de 4 años como hicimos nosotros. Hoy quien se haga cargo del de Los Andes debe venir con un proyecto. Hay que tener un pensamiento estratégico, sino vamos a caer en los mismos errores que tuvimos en la historia.

¿Se puede hacer un diagnóstico previo de lo que hay que hacer a futuro?
Yo en mi cabeza lo tengo, también lo hemos hablado con algunos de mis compañeros, pero hay que sentarse a cambiar opiniones porque no es fácil coincidir en el diagnostico primero, en la estrategia después. Porque yo puedo decir que necesitamos otro predio para trabajar en Divisiones Inferiores, y otro piensa diferente o me pregunta ¿cómo lo hacemos? Pero este club tiene una conducción colectiva y en la conducción colectiva nos tenemos que poner de acuerdo todos. Más allá de las ideas personales, lo importante es la idea institucional, que se construye también con la opinión del socio.

El año próximo nos toca una B Nacional dura, con muchos viajes, ¿qué proyecciones se pueden hacer?
Por empezar, los viajes tienen una parte de financiamiento y otra parte que no. Vamos a competir con clubes que tienen mucha infraestructura, en algunos casos apoyados por su Provincia directamente, entonces se hace una competencia difícil, pero linda. Y ahí es donde nosotros no tenemos que generarnos falsas expectativas. Obviamente vamos a pelear para ascender, pero lo importante es poder consolidarse.

¿Cuál es el mensaje a la familia de Los Andes?
Antes que nada, mi agradecimiento al apoyo que nos brindaron los socios e hinchas durante este tiempo. Hace unas semanas tuvimos una fiesta hermosa junto a nuestros vitalicios y la palabra que más se escuchó fue “gracias”. Y ese “gracias” en el corazón de todos los que conducimos el club es un motor gigante, de esperanzas, de saber que se puede. Entonces ahí va mi devolución de gratitud a todos los que confiaron. Los Andes es grande, muy grande potencialmente. Tenemos que construir las bases para que eso lo veamos plasmado. Hay que pensar en grande, pero dando pasos pequeños. Creo que trabajar en Divisiones Inferiores es el desafío que viene e invito a los que quieran sumarse, a trabajar y proponer ideas, que lo hagan. Así que nada más. Estamos pronto a las Fiestas, y quiero enviarle junto al resto de la Comisión Directiva, los mejores deseos de felicidad y el cariño a toda nuestra familia.

 

Viernes 12 de Diciembre de 2014 | Institucionales


subir