Con el tanque lleno

La experiencia de la Reserva encaja a la perfección en el Mundo Los Andes. El equipo de Claudio Balsano ganó 4 de los 5 partidos jugados y el miércoles visita al líder Riestra. "Fuimos ido de menos a más", destaca el entrenador.

El abrazo del final ante San Telmo refleja este presente de la Reserva. Los Andes marcha segundo en el torneo y el próximo martes visita al líder Riestra, que tiene un partido más. Claudio Balsano, su entrenador, analiza el buen momento.  

¿Te imaginabás un arranque como éste?

El equipo fue creciendo de menos a más. Lógicamente que el hecho de haber ganado algunos partidos nos dio confianza para ser protagonistas, y creo que ese es el secreto. De saber que estamos obligados a pelear y aprovechar al máximo cada oportunidad. Tanto los chicos que nos acompañan como los profesionales que bajan a sumar minutos.

El otro día ante San Telmo encontraste la solución en el banco con Benítez, Bogado, Espínola…

Sí, para mí fue una satisfacción que ellos hayan sido determinantes en el cambio de rumbo del partido. Son chicos que vienen sumando y tal vez uno no le puede dar los minutos que necesiten o quisieran, pero nosotros tenemos una tarea encomendada con el tema de la Reserva y me gusta que ellos se sientan partícipes.

Si miramos hacia atrás Matías Linas también aprovechó su chance en la Tercera…

Es lo que hablamos siempre con los chicos. Yo en cada charla técnica me tomo el trabajo de motivarlos un poco con esto y trato de que entiendan que la Reserva tiene un sentido. De que ellos deben poner al entrenador del primer equipo con la obligación de la duda y la llave de esta encrucijada es suya. Y ese es el caso de Matías o de los chicos que empezaron un poquito rezagados y lo hacen con el máximo compromiso. Fuimos a Paraná y las variantes han entrado muy bien, con Gimnasia de Jujuy lo mismo. Y da la casualidad que esos futbolistas son los que venían destacándose en Reserva, como Marcos (por Brítez Ojeda), Basualdo, Seccafien...

Si haces un repaso rápido de los 4 partidos que ganaron, ¿cuál fue el que más te gusto?

No, la forma fue siempre la misma. Es obvio que al no poder trabajar como un equipo normal, tenemos falencias que en algún momento del partido te llevan a equivocar el camino. Pero la intensión de juego se conserva. De ser un equipo protagonista, que trate bien la pelota y mantenga equilibrio sin dejar de mirar el arco de enfrente. Y personalmente, me gusto mucho con San Telmo. Más que nada porque no nos desesperamos y los arrinconamos con muchas jugadas de desborde. Y después no dejo de reconocer que ante Nueva Chicago hicimos un gran partido y fue el más complicado de todos.

¿Y la derrota con Barracas?

Ese día nos tocó jugar en una cancha que no tenía las dimensiones necesarias como para hacer el juego que nosotros pretendíamos y fuimos superados claramente. Tuvimos un primer tiempo fatídico y después, más allá del 4-1, me quede tranquilo porque en la segunda etapa se levantó el nivel y nos acercamos al Los Andes que nosotros queremos ver.

El próximo miércoles visitan el puntero Riestra, ¿cómo vas a encararlo?

No, yo no quiero cambiar mucho la metodología que venimos usando, que es la nos está dando resultados. Y después haremos hincapié un poco en el rival para motivar a nuestros jugadores. Viendo formaciones, Riestra es un equipo que baja profesionales como nosotros y creo que puede darse un lindo encuentro. No va a ser definitorio, pero quizás marca un camino para saber para que estamos.

 

Jueves 17 de Marzo de 2016 | Fútbol Reserva

subir