Toquecitos cortos

Regreso al Gallardón, a la alegría y al gol. Guillermo Pereira nos despertó a todos con su primer gol de cabeza para nuestro regocijo y satisfacción. Notitas breves de la victoria Mil Rayitas.

Por Pablo García

• Primer grito sagrado del torneo: Guillermo Pereira nos hizo pegar el primer alarido y descarga en el comienzo del campeonato. Sí, de tanto ir el ataque -más por las bandas en la primera etapa-, el volante llegó a posición privilegiada y conectó el centro de Monge, para gritar el primer gol en el torneo y el segundo con la casaca del Mil Rayitas. “Fue una jugada por derecha entre Walter (Mazzolatti) y el Negro (Monge) y por suerte pude convertir mi primer gol oficial de cabeza”, contó el mismo Pereira en la conferencia de prensa. “Arranqué más flojo y luego me fui sintiendo más cómodo. Creo que si jugamos aprovechando los espacios y moviendo rápido la pelota podemos sacar la diferencia”, expresó el volante convertido momentáneamente en goleador del plantel.

• Regreso feliz a Lomas: Para festejar bastante este triunfo, ya que hace casi 5 meses que Los Andes no obtiene los tres puntos. La más cercana la había logrado en el clásico ante Temperley con aquel gol de Matías Linas…

• No pudo transformarse en goleador del historial: Alejandro Noriega nuevamente no tuvo casi chances de gol, apenas un cabezazo controlado por Tauber y en la etapa inicial no pudo conectar con la cabeza un centro, que se lamentó hasta con reproches. Casi se transforma en otro goleador del historial entre ambos conjuntos, ya que tenía cosechado uno previo en 2014. Sin embargo, el Tanque fue reconocido por el esfuerzo constante en luchar cada pelota, jugar y aguantar a puro aplauso, haciendo levantar al público de las gradas. El capitán se retiró de la cancha y le dejó la cinta a Dimas Morales, quien por primera vez tuvo la capitanía Mil Rayitas.

• Siguen los debuts: Otros tres jugadores también oficializaron su primer partido con la camiseta de Los Andes: Braian Aquino y Walter Mazzolatti saltaron directamente a la cancha y tuvieron un rendimiento de menor a mayor, quizás favorecidos por el cambio de sistema en el complemento. Por su parte, Máximo Levi ingresó para formar una línea de tres en el fondo, donde brindó seguridad.

• ¿Te acordabas de Lugones?: El chiquitito rápido de piernas había jugado para el conjunto de Lomas en 2016, solo en cinco oportunidades. Durante el partido hizo mella por el sector derecho a pura velocidad y con un par de remates. En una contra quedó solo pero le ganó la pulseada de gran manera Monllor, enmendando su salida en falso que había tenido en una jugada anterior.

• Los de apellido difícil: “¿Los mandó el enemigo?”, se preguntaban desde la voz del estadio. Es que si uno no los tiene bien estudiados, los apellidos de los asistentes a primera vista no son muy fáciles: “Rosaminer” y mucho peor “Rozenszajn”, que al ser nombrado hubo pausa para respirar un poco entre tantas consonantes. ¡Pero ojo! A Levi lo bautizaron como Maximiliano.

• ¿Te confundiste de rival?: Las marcas deportivas cambian algunos colores de las camisetas alternativas. Tanto, tanto que incluso algunos desde la platea insultan y apuraban a futbolistas de San Telmo, ante el parecido de la casaca de Villa San Carlos…

 

Viernes 23 de Agosto de 2019 | Fútbol Profesional


subir